Bruno Zuculini: “Quiero quedarme en Hellas Verona a jugar la Serie A”
19 Jun
8:19

Aprovechando las mini vacaciones del menor de los hermanos Zuculini, Radiodeportes Escobar mantuvo un mano a mano en el que se tocaron varios temas: el presente de Bruno, los deseos para lo que viene, su querido Racing y hasta de la renovación en la Selección Argentina.

El Complejo Doble55inco tiene actividad todos los días. Es viernes por la mañana y Fénix, club que milita en la B Metropolitana, se encuentra entrenando como lo viene haciendo desde hace ya un tiempo considerable. Pero no es un entrenamiento más, porque hay un espectador de lujo: Bruno Zuculini, amante del fútbol, se encuentra de vacaciones en Escobar, y disfruta de una mañana que no parece propia de éstas épocas del año.

“Me encanta ver fútbol, no paro nunca, me miro todo. El día de mañana quiero ser director técnico, así que tengo que estar bien actualizado”, le comenta fuera de micrófonos a Radiodeportes Escobar. Bruno es el mismo chico de siempre: no se dejó amedrentar por las mieles de la fama, él siempre vuelve a su pueblo natal para reencontrarse con todo su entorno, siempre con el mismo ánimo, característico también de su hermano Franco.

“El predio está hermoso. Es increíble ver lo que va creciendo cada vez que puedo darme una vuelta”, dice el menor de los Zuculini, mientras se presta para unas fotografías. Seguramente sienta a Doble55inco como propio, por eso qué mejor lugar para dialogar con Radiodeportes que éste, donde se respira fútbol.

Bruno, ha sido un año en el que pudiste encontrar la regularidad en Italia. ¿Qué balance hacés de la temporada que acaba de finalizar, logrando el ascenso con el Hellas Verona? 

Me encontré con los seis meses más importantes de los últimos tres años míos, primero porque venía teniendo lesiones que antes no tenía, y había perdido la continuidad que venía teniendo en Argentina. En estos últimos meses hubo un cambio repentino, me encontré adentro de la cancha, con un gran equipo, y logrando el objetivo que era ascender a la Primera División. Entonces hago un balance bueno, y ya estoy charlando para poder quedarme en el club, para seguir compitiendo al máximo nivel.

Hellas Verona es un club con mucha historia en Italia, y ahora está intentando renacer. ¿Con qué panorama te encontraste al llegar a este equipo? 

Primero, me encontré con una ciudad hermosa, muy bonita y en el centro del país, porque está a una hora de Milán, a una hora de Venecia. Y me encontré con un equipo muy armado, preparado, con gente joven mezclada con gente grande. Me encontré con mi hermano Franco, entonces la adaptación se hizo muy rápida, se hizo mejor, y después de siete años (cuando Franco se fue de Argentina) volvimos a convivir y a tomar esa relación de hermanos que habíamos perdido. Todo terminó siendo muy positivo.

¿Cómo es la convivencia entre ustedes? 

Estamos los dos juntos pero en departamentos separados, a diez metros. Pero como a mí me gusta cocinar y a Franco no, yo hago de amo de casa (risas). Hay que cocinar, limpiar, hacer las compras, pero igual me gusta hacerlo.

¿Cuál es tu situación contractual con Manchester City? ¿Hay chances de seguir en Italia? 

Estamos en el tire y afloje, a mí me queda un año de contrato con el City. Va a ser para largo, seguramente me tenga que presentar en Manchester, pero la idea es seguir jugando al máximo nivel y esperemos sea una buena oportunidad para seguir creciendo.

En Hellas Verona encontraste regularidad. ¿El objetivo es afianzarte en un club? 

Sí, además es un gran grupo, una gran ciudad, tengo un gran técnico que me da la confianza. En los clubes anteriores empecé jugando, pero después me lesionaba, salía y nunca pude encontrar esa sensación de ser titular. Y en Hellas Verona terminé jugando 17 partidos en buen nivel, y pensando a futuro sería un gran paso volver a estar ahí compitiendo en Serie A. Va a llevar tiempo, charlas, negociaciones, pero esperemos que al fin y al cabo pueda terminar el año en Italia.

¿El sueño de poder ganarte un lugar en el City está latente o ya no pensás en eso? 

Yo creo que es un club muy complicado, de estrellas mundiales, y la realidad es que yo no lo soy. Entonces, tanto mentalmente como física y técnicamente, no estoy al nivel de ellos. Uno trata de pensar más humildemente en opciones que sean buenas para mí. Me queda un año de contrato, es difícil jugar en Manchester City, fue un verdadero placer haber estado ahí, pero yo pienso en otras cosas porque pongo los pies en la tierra y no es fácil ganarse un lugar.

Yendo al juego en sí, ¿en qué posición estás jugando y qué te pide el técnico adentro de la cancha? 

Estamos jugando con un 4-3-3 en el que los laterales pasan mucho. El técnico es súper ofensivo, por eso el equipo ataca muchísimo. Mi función es de volante tapón defensivo, haciendo relevos, corriendo, marcando. Quizá no llego tanto al área como en Argentina, que hacía goles, sino que estoy más en un rol defensivo que me sienta muy cómodo porque a mí me gusta también recuperar la pelota, sacarla jugando y estar más cerca de la defensa.

Vos tenés una historia importante en las selecciones juveniles. ¿Cómo ves estos últimos años de proyectos que no dieron buenos resultados? 

He tenido la posibilidad de jugar en Sub 15, Sub 17 y Sub 20. Creo que está desprotegido el tema de cuidar a los chicos, de hacerlos crecer más que de hacerlos ganar, porque cuando sos chico tenés que crecer más como persona y después viene el fútbol. Eso creo que es lo que te tienen que dar cuando sos chico.  Esperemos que con la nueva camada y con las nuevas decisiones que van a tomar en AFA, puedan crecer buenos chicos y que luego sean buenos futbolistas, así es como se forman buenos equipos.

¿Te gusta la propuesta de Sampaoli? 

Me encanta, ya lo seguía cuando estaba en Chile, luego con Sevilla, y la verdad que es positivo para Argentina: gente joven, con sangre nueva, y que tiene muchas ganas. Me parece bien que hayan citado a nuevos jugadores, está bueno que haya recambio porque esos jugadores ya compiten en Europa, algunos son goleadores en sus equipos, yo creo que la chance es merecida.

¿Seguís siempre a Racing? ¿Estás en contacto con la gente del club? 

Sí, yo de Racing no me pierdo ni un partido, aparte siempre estoy en contacto con Rodrigo De Paul, Luciano Vietto, Valentín Viola, Fariña. Sigo hablando con ellos, tal vez no los veo tanto pero así como somos la camada que se fue, seremos la camada que vamos a volver.

¿Hay fecha para eso? 

(Risas) Todavía no tengo fecha, tampoco tengo fecha de caducidad así que lo vamos a ir viendo.

¿Cómo está tu hermano Franco futbolísticamente? 

Franco estuvo en Verona todo el año, yo llegué para los últimos seis meses. El estaba muy bien, a un nivel altísimo, jugando alrededor de quince partidos en la temporada. Lamentablemente la rodilla no le permitió terminar el campeonato, pero igual siguió siendo importante dentro del buen grupo que se formó.

¿Cuál es su idea pensando en lo que viene? 

Franco se quedó en Italia rehabilitándose de la lesión. Su idea es recuperarse, el club lo quiere mucho porque cuando jugó lo hizo en gran nivel y la gente lo adora. Está muy cerquita de firmar un nuevo contrato por otro año más y quedarse ahí. El hace cuatro años que no vuelve a Argentina, no sé si volverá a jugar pronto en el país porque está cada día más loco (risas), y por eso mismo puede cambiar de opinión.

¿Disfrutás de estar descansando en Escobar? 

He tenido el privilegio de conocer el mundo, pero para mí Escobar es la ciudad más linda del mundo, y lo voy a repetir porque es acá donde me siento más cómodo, más protegido y con los míos: amigos, familia, lo que sea. Es un placer siempre volver, sea una semana o diez días, yo no me muevo de acá.

Compartí la emoción

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *