ÚLTIMO MOMENTO

CAIDE dejó todo pero no pudo ante la jerarquía de Náutico

0    basquet  Equipo RDE

Por la primera semifinal del Torneo Clausura de la ABZC, Independiente recibió a Náutico de Zárate, que se impuso por 98 a 72 y sacó una diferencia de 26 puntos para definir como local. El equipo de Urriza había llevado el partido de forma pareja hasta el entretiempo, pero el tercer cuarto fue clave, ya que Tarrie se puso el equipo al hombro y Náutico se alejó demasiado.

IMG_20141203_213927

Mientras Independiente llegó a esta instancia por primera vez en su historia en esta liga, Náutico se erige como el máximo favorito a llevarse el Clausura, porque este plantel está disputando simultáneamente el Provincial, y tiene jugadores de mucha jerarquía. De antemano, los verdinegros sabían que se enfrentaban a un equipo superior, sin embargo, salieron a dejar todo adentro de la cancha, poniendo la misma actitud que los catapultó a disputar estas instancias decisivas.

Urriza dispuso un quinteto similar al que utilizó de entrada a lo largo del torneo, mientras que Gaspé no guardó nada y mandó a los mejores de entrada. De hecho, la gran figura de los zarateños, Tarrie, comenzaba a dejar en claro que iba a ser muy difícil que lo pararan. Independiente, en esos primeros ataques, respondía pero sin eficacia. Apenas un doble de Leguizamón no era suficiente para las apariciones de Tarrie y Calvo. Por eso, Urriza intentó reacomodar todo pidiendo un minuto, pero poco cambiaría en ese tramo. Sí hay que mencionar que Caide comenzó a ser más efectivo a partir de un triple de Perez, y varias apariciones de Leguizamón. Pero el tratar de ser duros en defensa, llevó al local a cometer varias infracciones y a cargarse de faltas. Allí fue donde Tarrie hizo la diferencia con simples, mientras que Acutain y Calvo mostraban tranquilidad y clase para alejar a su equipo en el tablero. El final del primer cuarto marcaba un 32 a 15 a favor de Náutico.

Urriza volvió a meter en partido a sus dirigidos, y los siguientes diez minutos fueron por lejos los mejores de la noche para los locales. Por el otro lado, Gaspé le daba descanso a Acutain y a Tarrie y su equipo ya no lucía fuerte en ataque ni recuperaba tantos balones en defensa. De ese modo, Caide pudo acercarse más en el tanteador, obteniendo un parcial de 25-21, aunque vale aclarar que podría haberle descontado más diferencias aun por lo exhibido en el juego. Hubo un gran pasaje de Tomás Urbano, convirtiendo dos triples y generando infracciones, y un muy buen ingreso del juvenil Curlo, convirtiendo 4 puntos y dando una gran mano en defensa. Otro que ingresó derecho, a pesar de no marcar puntos, fue Maurente, quien asistió en varias ocasiones a Leguizamón que terminaría como goleador de su equipo. El entretiempo marcaba que Náutico seguía al frente, pero ahora 53 a 40. Los buenos ingresos de Gomes y Amaya hicieron que el equipo no dejara de sumar, y que a su vez pudieran descansar los titulares.

El tercer período fue definitorio, porque la visita volvió a contar con Tarrie, quien estuvo totalmente imparable. En ofensiva, sus compañeros jugaban para que él convirtiera, y en defensa, todo Náutico parecía más entero que un Caide que estaba sufriendo un fuerte desgaste. Las piernas y los brazos ya no respondían de la misma manera, sólo Urbano lograba quebrar las líneas defensivas, pero era blanco constante de faltas. Otro jugador que respondió bien en Náutico a través de su ingreso, fue Díaz, un joven corpulento que fue muy difícil de parar para los verdinegros. En ese buen pasar de los zarateños, volvían a ser claves Calvo y Acutain en el control de la pelota, y Gimenez en defensa aportó muchos robos. El local padeció esos diez minutos y se fue abajo 80 a 50. El parcial de 27 a 10 que conseguía Náutico indicaba un partido liquidado.

El desenlace del encuentro halló a un Independiente que debía jugar para acortar distancias pensando en la vuelta, y a un Náutico que dejaba a los titulares en el terreno de juego para sacar aun mayores ventajas. La visita arrancó justamente como para lograr ese cometido, pero finalmente el local le descontaría cuatro puntos al finalizar el partido. Gaspé sacó a Acutain y a Calvo, mientras que Urriza también cambiaba pero buscando variantes para achicar distancias. Hubo un buen ingreso de Herrlein, que marcó un triple, e interesante aportes de Schiro y de Leguizamón, quien con 24 puntos volvió a ser la principal arma ofensiva de su equipo. Para la anécdota quedará el ingreso del joven Gerónimo Vallori, quien convirtió un triple que le dará confianza para el futuro.

Para la revancha, que en principio sería el miércoles que viene, Independiente quedó complicado al perder por 26 puntos, pero esto no debe opacar el gran trabajo colectivo que permitió que el verdinegro se codee con los mejores conjuntos del Clausura. Sin duda alguna, este 2014 ha sido un año de grandes crecimientos para el basquet de Independiente.

Al término del encuentro, RDE dialogó con el capitán verdinegro, Tomás Urbano.

041214 Tomas Urbano

INDEPENDIENTE (72): A. Leguizamón (24), T. Urbano (15), M. Perez (6), A. Schiro (8), I. Fontana (2) FI; G. Vallori (3), J. Segovia, L. Maurente, A. Arias (5), F. Herrlein (3), M. Ochova (2), D. Curlo (4). Entrenador: José Urriza.

NAUTICO ZARATE (98): J. Acutain (11), T. Buzzi (8), G. Tarrie (27), J. Gimenez (4), A. Calvo (17) FI; G. Gomes (8), J. Sanchez (2), E. Amaya (9), J. Gorbaran, D. Plastano (3), F. Díaz (9). Entrenador: Sebastián Gaspé.

Jueces: Joaquín Albertinsky, G. Zukowski y Mariano Imosi.

Parciales: 1ºc: 15-32, 2ºc: 25-21 (40-53), 3ºc: 10-27 (50-80), 4ºc: 22-18 (72-98).

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *