ÚLTIMO MOMENTO

CAIDE reaccionó a tiempo y se quedó con el triunfo

CAIDE reaccionó a tiempo y se quedó con el triunfo
10 Ago
3:01

Por la cuarta fecha del Torneo Reubicación de la Cuarta Damas de la FMV, Independiente de Escobar recibió a Deportivo Muñiz en lo que era un duelo sumamente parejo entre dos equipos de presentes similares. El cotejo fue duro y muy trabajado por ambos planteles, pero en el cierre las verdinegras consiguieron ajustar las clavijas y se quedaron con el triunfo por 3 – 2.

El partido tuvo dos caras completamente distintas, una primera parte en donde las visitantes eran las dominadoras y las que proponían el juego ante un CAIDE que tenía muchas fallas en la recepción y en la terminación de las jugadas; y la segunda cara fue la de un verdinegro seguro, certero y con hambre de victoria que consiguió diezmar moralmente a Muñiz, sobre todo en el tie-break, en donde las escobarenses fueron letales.

Comenzando con el desarrollo del encuentro, las visitantes pisaron fuerte de arranque sobre todo por la buena recepción que tenían y el armado letal para la opuesta que remataba una y otra vez sin encontrar oposición del otro lado. Las miradas perdidas y la falta de comunicación fueron un factor importante para que CAIDE se vea abajo 9-13, pero la reacción llegó y cuando el equipo encontró los espacios y mermó los errores se volvieron a meter en el duelo (12-13). Parecía que iba a haber un quiebre en el encuentro, pero Muñiz se encargó de que eso no pasara, primero utilizando el bloqueo para ir diezmando los ánimos en las locales, luego con remates fuertes y precisos que complicaron la recepción una y otra vez y por ello se despegaron con un 17-23; las últimas pelotas, las dueñas de casa mejoraron, pero la visita tenía todo cocinado y con una serie de errores no forzados se quedaron con el primer chico por 20 – 25.

El segundo set fue palo a palo, ninguno de los dos equipos quería ceder terreno, CAIDE no quería perder en casa y Muñiz estaba decidida a aprovechar el mal momento que tenían las verdinegras, entre intercambios de ideas, alguna que otra discusión y reproches era el momento de dar el golpe sobre la mesa. Pero el orgullo propio de las escobarenses hizo que peleen y den todo en el juego, el cierre de cada punto tenía su peso en oro y dejaban la piel sobre el terreno para que la pelota no muera, así fue hasta el 21-20. Pero a Independiente le costó cerrar el asalto y ahí las visitantes pasaron al frente 22-23 para luego asestar un duro golpe al ganar 22 – 25 y ponerse 0 – 2.

Era a todo o nada, poco le quedaba por hacer a unas verdinegras que se veían superadas por todos lados, no le encontraban la vuelta y el hecho de haber estado tan cerca de quedarse con el set, hizo que las caras estén muy largas. En la charla técnica hablaron, limaron asperezas y comenzaron a buscar el funcionamiento en equipo. Allí comenzó la reacción, si bien tuvieron que trabajar más de la cuenta, el CAIDE consiguió estar 16-16 y a partir de ese momento, gracias a los ataques de las opuestas, fueron bombardeando a la visita, que empezó a mostrar síntomas de complicaciones en la recepción y así fue como Independiente dio el primer golpe al ganar 25 – 19.

Todavía estaban con vida, pero no podían fallar más, sabían que tenían que dejar todo en la cancha otra vez y el cuarto set fue uno en donde el CAIDE mostró todo su amor propio y dejó en claro de que estaban más que decididas a quedarse con la victoria, porque si bien comenzaron arriba 8-2, Muñiz consiguió revertir la situación y pasaron al frente 15-16, para luego rematar una y otra vez y adelantarse aun más y ponerse 18-20. La preocupación en las escobarenses se podía ver, pero también dejaban entrever que estaban metidas en el partido y que sabían lo que tenían que hacer. Los errores no forzados mejoraron, la comunicación también y eso hizo que moralmente crecieran y mermen las energías de las rivales, que observaron como las chicas de la calle Colón lograban ganar 25 – 22 y forzar un tie break.

En el desenlace del partido, fueron las escobarenses las que estaban con los ánimos por las nubes y con la confianza de su lado, las cosas les salieron con mayor facilidad y cada remate terminaba siendo punto, del otro lado la incertidumbre y el mal comienzo hizo que el parcial sea de 8-3. Para cuando reaccionaron, CAIDE ya estaba 13-8 y muy decidido a quedarse con el triunfo y fue así: dos bombas bien dirigidas permitió que el 15 – 9 sea una realidad y desate el desahogo y la euforia en el plantel verdinegro que logró un triunfo importante y se quedó con el juego por un parcial de 3 – 2.

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *