ÚLTIMO MOMENTO

Con un clima familiar y emotivo, Villa Vallier festejó su 65° aniversario

Con un clima familiar y emotivo, Villa Vallier festejó su 65° aniversario
20 Ago
10:52

Durante toda la jornada del domingo, la Sociedad de Fomento Cultural y Deportiva Villa Vallier abrió las puertas de su establecimiento para celebrar el cumpleaños 65 de la institución. Muchas familias se acercaron para compartir anécdotas y disfrutar de un día lleno de actividades para los más chicos.

Alrededor de las 11 de la mañana, se realizó el desfile, que partió desde la puerta de la Sociedad de Fomento, y rodeó las dos manzanas ubicadas entre las calles Vallier, Orsini y Gnemmi. Del mismo participaron los Bomberos Voluntarios de Escobar, quienes encabezaron la comitiva con su tradicional coche Pontiac 1920. Detrás, identificados con una bandera y con sus camisetas, los chicos que practican fútbol en Villa Vallier acompañados por sus pares de otras instituciones de la zona, y luego los vecinos, socios y familiares que se acercaron a compartir un momento inolvidable. Detrás de todo, cerrando la comitiva, se ubicaron los gauchos a caballo.

 

Luego del desfile, que fue un momento de mucha euforia, fue el turno de que Lorena Brola, Presidenta actual de Villa Vallier, comenzara a hacer entrega de menciones. Entre anécdotas, recuerdos y algunas lágrimas, Brola fue llamando a distintas personas y a representantes de instituciones que colaboraron para que la Sociedad de Fomento haya podido ser recuperada.

También hubo tiempo para homenajear a familiares de socios fundadores, y al ex Presidente Alfredo Zatti. Hubo además unas sentidas palabras de Lorena Brola hacia la persona de Arnoldo Gnemmi, quien fue recordado con la exhibición de sus obras de arte. Su familia también recibió un diploma por parte de la institución.

La obra artística de Arnoldo Gnemmi.

Otro de los puntos salientes de la jornada fue el descubrimiento de una placa con el nombre de Jacinto Gaytán. Así se llama a partir de ese mismo momento el sector de la cancha de césped sintético, homenajeando a una de las tantas personas que iniciaron la historia de Villa Vallier.

Luego, a lo largo del día, se fueron sucediendo todo tipo de eventos: se presentó el libro “Cancha embarrada”, de Sergio Albino, hubo un partido de fútbol entre socios vitalicios, y también varias actividades para los más chicos, como una obra de teatro infantil. También, acompañando todo este tipo de propuestas, hubo diferentes músicos que se sumaron a compartir esta inolvidable jornada.

En definitiva, Villa Vallier ha dado nuevamente una señal inequívoca de que está más de pie que nunca. En los festejos por un nuevo aniversario, hubo un puente entre la generación que le dio vida a la institución y aquellas generaciones que hoy en día alimentan día a día ese espíritu sano de pertenecer a un club de barrio y de compartir actividades sanas y en familia.

Compartí la emoción

« »

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *