Darío Lencina regresó a los entrenamientos con Los Murciélagos
11 Ago
9:40

Como es de público conocimiento, por la cuarentena que estamos atravesando en el país, la actividad deportiva lentamente está iniciando su proceso de entrenamiento, de acuerdo al lugar y el protocolo establecido por las autoridades gubernamentales.

En este caso, los futbolistas de  “Los Murciélagos” del AMBA,  Marcelo Panizza, Matías Olivera, Vicente Zuccalá, Jesús Merlos y Brian Pereyra, junto a los técnicos nacionales Martín Demonte y Germán Márquez, participaron del primer entrenamiento el pasado martes 3 de agosto en las instalaciones de su propio estadio, ubicado en CENARD. Mientras que el jueves hicieron lo propio los arqueros Darío Lencina, Germán Muleck, Guido Consoni y Agustín Rojas, junto al técnico Claudio Falco.

Radiodeportes Escobar tomó contacto con uno de los arqueros de nuestra selección, el escobarense Darío Lencina, quien al ser consultado por cómo estaba viviendo esta cuarentena expresó: “Estoy atravesándola bien porque estoy más tiempo con mis hijas, mi señora, me dio más tiempo para estar con ellos que últimamente no podía hacerlo y un poco triste porque no puedo ver a mi padres, hermana y resto de la familia, más allá de los contactos telefónicos. Pero vemos el lado positivo por compartir este momento con mi familia y además no tener ningún contagiado entre mis afectos.”

En este tiempo sin poder entrenar, ¿les dieron alguna rutina de trabajo?

Si, terminada la concentración de marzo, estábamos en la primera semana de descarga y automáticamente nos pasó una rutina para seguir cada uno en sus casas y luego comenzamos  a comunicarnos  por Zoom,  trabajamos tres veces por semana y las restantes dos en nuestros hogares. Desde el ENARD nos han dispuesto cintas, bicicletas, elíptico para seguir entrenando y mantenernos. El plan de trabajo es empezar de menor a mayor para acostumbrar el cuerpo. Más allá que la herramienta Zoom es importarte para mantenernos, no es lo mismo y para mis compañeros que deben tener contacto y, por diferente situaciones de juego, explayan otros movimientos y son sorpresivos y para los arqueros también la caída, la sorpresa en el disparo, vamos con metodología para evitar cualquier tipo de lesión.

¿Cómo es el protocolo de entrenamiento en el CENARD?

Cada uno va por sus propios medios al entrenamiento en vehículos propios o remises aquellos que no poseen, los paga la Federación,  manteniendo distancia cada uno en los córners. Ahora estuvimos trabajando jugadores por un lado y arqueros por otro, en distintos días. Y en cada extremos trabajamos con la indicaciones del entrenador en el medio del campo, cada uno con una pelota, higienizando los elementos que utilizamos. A partir del martes 11 comenzamos a entrenar en grupo, con pegada al arco para los jugadores y que será progresivo y en cuanto al tiempo aún no se sabe incluso cuándo habrá nueva concentraciones, para juntarnos toda la selección en alguna provincia del interior, donde podría haber una posibilidad.

¿Qué objetivos de competencias tienen en el futuro?

En cuanto a competencia la fecha sería el 29 de agosto del 2021 que comenzaría el torneo, y se había propuesto hacer un plan para determinar en qué momento comenzar la misma, el objetivo es Tokio 2021. Seguro van a ir apareciendo  oportunidades, nada confirmado, pero el único objetivo son los JJOO en donde todos queremos estar, incluido yo.

Finalmente sobre sus objetivos y motivación, el escobarense manifestó: “En lo personal estoy contento por volver a entrenar, me siento bien físicamente, los primeros entrenamientos fueron duros, terminé dolorido, pero ese dolor es de felicidad porque tenemos la posibilidad de ser un deporte en conjunto en volver rápido, cumpliendo el protocolo y estar  de la mejor manera posible. Pensaba que este año iba a estar en mi quinto juego olímpico, pero debemos esperar un  año más, que el tiempo transcurra y pueda estar entre los diez convocados para el juego que sería algo muy lindo para mí y soñar con obtener la medalla que nos falta.”

Foto de portada: Gentileza Darío Lencina.

Compartí la emoción

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *