ÚLTIMO MOMENTO

El handball escobarense se pone a prueba para el 2019

El handball escobarense se pone a prueba para el 2019
10 Feb
7:51

 

Desde hace tres semanas los equipos federados del balonmano local, tanto en la rama femenina como masculina, se encuentran en plena etapa de preparación de cara al inicio de la temporada regular de la Femebal a mediados de marzo. Durante el día sábado 9 varios jugadores integrantes de los equipos juveniles y juniors masculinos compitieron en el encuentro de Beach Handball organizado por la Municipalidad de Morón en el polideportivo Gorki Grana de la localidad de Castelar, obteniendo grandes resultados y el primer y segundo puesto respectivamente en el torneo relámpago.

Con la coordinación de Miguel Oporto y el trabajo en conjunto con Gabriela Esteban, Liliana Ramirez y Ariel Paternoster, el handball escobarense apunta  a seguir manteniendo el gran nivel que viene demostrando hace ya varios años, logrando un reconocimiento cada vez más grande dentro del ambiente y la máxima autoridad regional del balonmano bonaerense, Femebal. Las divisiones inferiores masculinas, que vienen de terminar un 2018 a las puertas de un ascenso trunco debido a irregularidades de reglamento, buscarán poder este 2019 lograr un nuevo salto de calidad y poder escalar hasta la división B, en la cual Escobar participó hace ya casi 8 años. Por el lado de las inferiores femeninas, este año buscarán poder lograr un rendimiento parejo y seguir incorporando jugadoras para el caudal de las formativas, contando con todas las divisiones inferiores con chicas en edad pura de cada una, algo fundamental para pensar en el recambio de los años venideros en los equipos mayores.

 

 

Para el equipo de mayores caballeros este año será bisagra para definir dos cosas: el afianzamiento de una idea de juego nueva y terminar de demostrar si Escobar está para ascender de categoría o permanecer en cuarta división un par de años más, hasta que el plantel y los jugadores terminen de acostumbrarse a la categoría.  Lo demostrado en el 2018, cuando el equipo dirigido por Paternoster estuvo a las puertas de entrar en la reclasificación por el ascenso, hace creer que este año los objetivos son los mismos y que irán por todo para lograr volver a tercera. Las mayores damas, en cambio, tendrán este año la misión de poder mantener el buen nivel demostrado por momentos durante mitad del 2018. Un plantel que comienza a vislumbrar los aires de renovación, en palabras de Liliana Ramirez: -“mi idea es seguir incoporando un par de más de jugadoras, como ya incorporé tres chicas juniors al primer equipo este año, cosa de poder tener un 40% del equipo netamente de las formativas”. Este 2019 se verá cómo funciona la articulación de la cada vez mayor cantidad de jugadoras juveniles que se incorporan al handball escobarense y que puedan sumar minutos en el equipo de mayores.

En líneas generales se tratará de un año bisagra para Escobar, en donde se buscarán resultados y objetivos trazados desde el 2018 para ver en donde está parado actualmente el club a nivel Femebal y resultados.

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *