Por la primera fecha del torneo por el ascenso a la Primera División, el conjunto de Walter Arzola cayó 35-17 contra Cid de Moreno. En un encuentro muy discutido, el local no supo contrarrestar la decisión y la organización tanto en ataque como en defensa de la visita. Mientras tanto, la experiencia y la concentración de no entrar en el juego físico fue la base del triunfo de un equipo que claramente tiene la categoría para pelear un lugar en Liga Nacional.

Ya en el comienzo del partido se observó que todo iba a ser cuesta arriba para Escobar. En los primeros 5 minutos se iban hacer muchas cosas mal, desde los pases y la recepción hasta la definición. Aquí Moreno sacó una diferencia de 7-1 gracias a la tranquilidad en el ataque, una circulación correcta y una defensa que poco daño recibiría. Corrian los minutos y las situaciones dudosas a la hora de cobrar las faltas iban hacer estragos en el plantel del Polideportivo. Sebastian Rodriguez junto a Lucas Calvo discutian constantemente con los jueces, es así que las exclusiones comenzaban a dañar al equipo. Martín Padilla intentó penetrar constantemente la defensa visitante, pero con poco éxito. Tal vez la clave estubo en la entrada de Facundo Kimmel, quien con su potente tiro complicó al guardameta de CID, pero de esto no se sacó mucho jugo. Por el otro lado las cosas estaban en su lugar, ya que con una defensa 6-0 bien plantada y una rotación en ataque de pocos pases, la diferencia se iba ampliando. El primer tiempo se fue con el resultado de 19-9 para el visitante.

En el segundo tiempo el desgaste físico de Escobar, la poca confianza en remontar el juego, las peleas constantes con los jueces y los errores inentendibles en ataque fueron causantes de una desconcentración muy grave, que dejaría la derrota como saldo final. Todo se iba a complicar más cuando a Sebastian Rodriguez le sacaron la tarjeta roja por acumular tres exclusiones. El partido continuaba y la diferencia era cada vez mayor, la dupla de árbitros comenzaron a cobrar muchas faltas inexistentes que provocó la bronca de todo el gimnasio, es por esto que el partido se “calentó” y los empujones, agarradas y codazos empezaron a hacerse con intención. Se puede mencionar que el karma de Escobar con los jueces está intacto y que puede ser perjudicial en algún momento, aunque Walter Arzola pida tranquilidad y hable con cada uno de sus jugadores.

El encuentro terminó 35-17, con una diferencia de 18 goles que a priori deja un sabor amargo, pero también se puede mencionar que si el local hubiese tenido una mayor preparación fisica y comenzara a realizar su juego, y no entrar en el del rival, las cosas serian mejor.

El próximo encuentro será el 26/8, allí Escobar visitará a Villa Ballester “B”

 

Luego del encuentro dialogamos con algunos protagonistas del partido.

 

Walter Arzola

[audio:http://www.radiodeportesescobar.com/wp-content/uploads/2012/08/Walter-Arzola.mp3|titles=Walter Arzola]

 

Lucas Calvo

[audio:http://www.radiodeportesescobar.com/wp-content/uploads/2012/08/Lucas-Calvo.mp3|titles=Lucas Calvo]

 

Sebastian Rodriguez

[audio:http://www.radiodeportesescobar.com/wp-content/uploads/2012/08/Sebastian-Rodriguez.mp3|titles=Sebastian Rodriguez]

Compartí la emoción

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *