ÚLTIMO MOMENTO

Fangio: “Participar contra esos pilotos y autos, fue una experiencia muy linda”

DFDaytona2Luego de participar en las 24 horas de Daytona para autos clásicos, Diego Fangio dialogo con Radiodeportes Escobar acerca de esta experiencia de nivel internacional en el mítico trazado de Estados Unidos y a bordo de una maquina con mucha historia también.

¿Como comenzó este proyecto de construir la réplica de este Porsche 906 y llevarlo a correr a Daytona?

Yo si bien estuve desde el principio de este proyecto, el mérito es de la familia Abad de construir este auto, lo terminaron hace dos años y siempre estuvo la idea de llevarlo a correr afuera. Tuvimos una prueba muy importante acá en el país que fue correr los 600 kilómetros de Buenos Aires en el 2012 y pudimos ganar, eso nos dio aliento y nos permitió soñar en llevar el auto a Estados Unidos a correr allá.

¿Cuál fue tu papel en la construcción del auto y tu función del equipo?

Yo trabajo con ellos desde hace muchos años. Inclusive salí campeón con ellos en 1996 y desde que empezó el proyecto los Abad me prometieron que iba a ser el piloto tester del auto. Lo mío fue más el tema de la suspensión, aunque también trabajamos en el motor ya que tengo el banco de pruebas y mucho también en la puesta a punto del auto. Si bien era una réplica y había que hacerlo lo más parecido al original, teníamos una cierta libertad en lo que era la suspensión y trabajamos en eso.

Por eso no solo estuve con ellos en la construcción sino en todo el proyecto. Fue muy difícil hasta llegar a Daytona, por ejemplo no teníamos lugar donde llevar la rueda de auxilio ni donde llevar las herramientas ya que el auto iba en avión, por eso fueron varios palos en el camino hasta que pudimos desembarcar allá

¿Como fue el momento en el que te dijeron que ibas a correr la primera edición de las 24 horas clásicas de Daytona?

En realidad ellos ya lo tenían definido desde hace tres años. Pero con todo lo que paso casi no lo logramos. Tuvimos un problema apenas llegamos a Estados Unidos porque el auto tenía que estar un pero no preveíamos que era feriado administrativo allá, así que nos retrasamos un día. Fueron muchos trámites, algo en lo que uno no tiene experiencia. Por eso hasta último momento estábamos con la duda de saber si íbamos a correr. Nos perdimos dos días de pruebas y termine llevando el auto en un motorhome hasta el circuito, por eso fue todo un sacrificio muy grande. Gracias a eso aún no me había caído la ficha de lo que estábamos haciendo.  Hasta que llegamos al circuito y vimos los autos y los pilotos de renombre que había, varios de Fórmula 1 inclusive. Hasta el piloto que gano las 24 horas de Le Mans a bordo de este mismo auto original estaba compitiendo. Mucha gente famosa corriendo también en lo que fue un gran evento internacional que ni me imaginaba. Para mí era darme el gusto de correr en Daytona y nada más.

¿Cual fue la sensación de llegar a uno de los circuitos más importantes del mundo y de manejar en el también?

Realmente no había subestimado lo que era el circuito. Me prepare mucho viendo videos. Pero como no hacíamos todo el ovalo,  me genero una incomodidad, porque llegábamos a 260km/h a la curva uno y había que frenar a una curva de segunda y una zona trabada como los circuitos de acá. Un poco que asusta estos cambios del trazado al igual que el marco que tiene el circuito que es imponente.

10507066_1493256300947889_3439194872747635303_o¿Como se dio la carrera?, ya que tuvieron algunos problemas antes de empezar en lo que respecta a la organización

Si primero íbamos a correr en el grupo F pero terminamos haciéndolo en el A. Que era la clase de los autos históricos. Cuando llegamos al circuito la gente de la organización vio el auto y nos propusieron cambiarnos de clase al quedar impresionados con el auto. Nosotros no tenemos el pasaporte u homologación FIA que es un documento para los autos históricos que realmente corrieron en su momento o los autos que son replicas pero ya participaron en competencias internacionales. A nosotros no nos convenía en lo competitivo pero para la familia Abad era genial estar compitiendo con los autos reales.

Eso fue bueno pero nos perjudico porque teníamos que correr así dos carreras nocturnas y nos habíamos perdido dos tandas de pruebas. Así que yo corrí dos etapas, también corrió Marcelo Berutto, Jose Visir y Emilio Tasco, quien tuvo un problema en la caja de velocidades. Aunque lo pudimos solucionar  pero quedamos muy relegados. Largue en el puesto 23 y  termine 18 en mi etapa. El puesto final exacto de la general no lo sé porque después se aplicaron muchos recargos.

Pero participar contra esos pilotos y esos autos fue una experiencia muy linda ya de por sí. Quiero destacar que el auto que ganó en nuestra clase, en la subdivisión fue un Chevron con motor Cosworth de Fórmula 1. Nosotros fuimos segundos y terminamos delante de los Porsche 908 y 910 que eran los autos originales que habían competido décadas atrás. Eso fue muy importante porque esos autos son muy similares al nuestro así que fue la mayor satisfacción.

Allá son todos los pilotos muy profesionales, los equipos realmente son muy superiores a lo humilde que llevamos nosotros y esto nos sorprendió porque mayormente era gente grande en autos de mucha potencia pero con mucha calidad conductiva. Algunos llegaban a 280km/h inclusive. Los ganadores de la general completaron 88 vueltas y nosotros 59 así que fue muy positivo.

¿Como sigue este proyecto luego de esta experiencia tan buena?

El auto quedo allá y ahora volvemos a correr en Sebring, otro circuito histórico cerca de Daytona, para luego en febrero empezar el campeonato. Yo tengo la invitación de correr el auto, pero se el esfuerzo que hicieron los Abad para que yo este arriba del auto, es por eso que aún estoy definiendo si doy un paso al costado en la conducción, ya que esto fue muy bueno para la familia y hay muchos interesados en manejar el auto, lo que si me estaría yendo a trabajar con ellos para consolidar el equipo allá.

Según pudo averiguar Radiodeportes Escobar, en los últimos días Diego Fangio confirmó su participación en la carrera en Sebring, Estados Unidos, a bordo de la misma unidad en la que se trabajó reparando los daños de la competencia en Daytona.

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *