ÚLTIMO MOMENTO

Leguizamón, Mieres y Rodera felices del gran 2017 de ASARC

Leguizamón, Mieres y Rodera felices del gran 2017 de ASARC
18 Ene
11:00

El 2017 se va alejando día a día y el sabor de que fue una temporada magnifica para todas las divisiones y planteles del Rugby de Atlético San Andrés, permanece en el aire. Con orgullo por lo obtenido este año y la gran cantidad de logros, presupone un 2018 con alguna presión extra en cuanto a repetir e intentar mejorar lo que se hizo el año pasado.

Por tal motivo dialogamos con los entrenadores que tiene el marrón en las distintas categorías, Jorge “Tola” Mieres (plantel superior), Mauro Rodera (divisiones inferiores) y Javier Leguizamón (equipo femenino). Cabe señalar que hay más técnicos que se especializan en distintos aspectos del juego, pero estos son los más representativos que posee Atlético San Andrés.

El plantel superior analizado por Mieres

“En primer lugar estoy muy agradecido con el Club porque me abrieron las puertas y segundo el hecho de que los jugadores hagan una parte de lo que se entrenan permite que al incorporarlo, el equipo crezca y por consiguiente crece San Andrés. El 2017 vi que interpretaron el compromiso y el sacrificio y eso es lo que va a lograr a través del tiempo, los partidos se ganan en el entrenamiento no en la cancha”, analizó Jorge Mieres sobre su alegría de estar entrenando al marrón.

“Los vi bien, no nos faltó cantidad ni calidad de jugadores, nos falta trabajar más el ritmo de juego, eso es algo que tenemos que trabajar para el 2018. Nosotros veníamos de ascender y lo bueno fue que logramos jugarle de igual a igual a todos los equipos; ahora en el desarrollo de los encuentros, como entrenador, observé que mis jugadores suelen crecer en el nivel ante rivales más fuertes, por ello creo que lo que resta es tiempo: adaptarnos y trabajar sobre la proyección porque soy optimista”, describió Mieres a la hora de hacer un balance del año pasado.

“Quiero seguir en el 2018 porque hay mucho compromiso tanto de los jugadores como del cuerpo técnico, hay mucho ida y vuelta y eso está bueno, eso es lo que te compromete a trabajar más. Para este año el gran objetivo es clasificar para la reubicación y pelear el ascenso”, cerró el entrenador del plantel superior, Tola Mieres de lo que buscará este año con el equipo.

Leguizamón y el Rugby femenino

“El balance es sumamente positivo en el 2017, tanto en el crecimiento individual de cada una de las chicas como del grupo humano. Tenemos que tener en cuenta que se sumaron muchas que nunca habían jugado y se amalgamaron muy bien con las que ya estaban y congeniaron muy bien entre ellas”, indicó Javier Leguizamón sobre lo que significó el año pasado para el equipo femenino del marrón.

A la hora de analizar como hicieron para que todas las jugadoras se acoplen al sistema de juego, Javier describió que “el merito de no descuidar a nadie se lo debo a todo el staff de entrenadores, que permitió que nadie se sienta dejada de lado, todas entrenaron a la par y por ello crecieron hasta estar entre las cinco mejores de la URBA”.

Por su parte a la hora de dar a conocer los objetivos que tienen para este año que comienza, Leguizamón describió: “para el 2018 queremos mantener el quinto puesto y comenzar a achicar la brecha con los equipos que están más arriba. No te diré que me pondré codicioso en querer ganarles, obvio que si se puede mejor, pero lo importante es buscar reducir la diferencia con las mejores”.

“Con el número de jugadoras que tenemos estamos conformes, pero seguimos buscando para poder poseer un plantel más grande y tener rotación y obviamente queremos hacernos ver en distintos puntos para que se sumen a Atlético San Andrés y así captar a futuros talentos que pueda llegar a haber en la región”, cerró uno de los entrenadores sobre el plantel actual que poseen y la idea de seguir difundiendo esta actividad.

Rodera y las inferiores del marrón

“El desarrollo de la M16 y 17 fue muy bueno, tuvimos muchos chicos, el campeonato fue dinámico y además sumamos más jugadores y sobre todo el juego progresó. En M16 pudimos disputar varios encuentros, en comparación a M17. Pero en el 2017 pudimos jugar ante CUBA, TILO, CASI en donde conseguimos varios triunfos y por ello el cierre de año fue positivo”, analizó Mauro Rodera sobre el progreso que tuvieron las formativas el año pasado.

En tanto que sobre los lugares de donde proceden varios de los jugadores y del trabajo que vienen realizando, Rodera marcó que “nosotros tenemos un trabajo a largo plazo porque consideramos que es lo que da resultados a futuro. Buscamos muchos chicos de Dique Lujan, Escobar, Maschwitz, Tigre y da sus resultados”.

“El recambio lo venímos trabajando desde la M16 hasta la M19, trabajamos el mismo plan de juego y esquema que usa el plantel superior. Nosotros somos un equipo que nos gusta el choque y como los técnicos de las inferiores somos jugadores de la primera o intermedia, con los chicos implementamos los mismos entrenamientos. La idea de hacer esto es que cuando lleguen a jugar en primera entiendan lo que se busca y no caigan en un mundo nuevo. Para el 2018 la idea es poder subir a unos cuatro o cinco chicos a la intermedia”, cerró Mauro a la hora de describir el proyecto a largo plazo que tienen y de cómo ve la evolución de algunos jugadores de las formativas.

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *