Los planteles superiores de ASARC volvieron al ruedo
07 Oct
12:08

Con la “nueva normalidad” cada vez más cerca y las distintas habilitaciones que se están dando en el partido de Escobar, el deporte comienza a tener sus practicas apelando a un estricto protocolo, para mejorar todo el trabajo desde el aspecto físico. Atlético San Andrés Rugby Club puso primera con los planteles superiores y tanto en femenino como en masculino, comenzaron la puesta a punto físicamente.

Por tal motivo dialogamos con Claudio Acosta, presidente del marrón, para que nos cuente sobre el regreso a las prácticas, la forma en la que vio al plantel y a lo que apuntan en estos meses que quedan para el cierre de año. “El estado físico es deficiente producto de la inactividad de estos meses que se hicieron interminables, pero tenemos fé en que lo mejoraremos en el corto plazo”, sostuvo el dirigente de ASARC

– ¿Cómo se trabajó el mantenimiento del estado físico de los jugadores?

Pudimos repartir entre algunos jugadores materiales del gimnasio y el preparador físico les dio una rutina para que se mantengan físicamente y no tengan un gran deterioro.

– ¿Cómo fue el momento al regresar a las prácticas físicas?

La verdad fue emotivo volver al club. El ser humano por naturaleza es un ser sociable así que ver la cancha, a otros compañeros fue de alto impacto espiritual que mejoró los estados de animo.

El estado físico no era el mejor, pero estamos buscando que vayan mejorando, que descarguen aquí y que el club sea un centro de mejora anímica para que se puedan incorporar poco a poco y practiquen el deporte que tanto les guste.

– ¿Qué objetivos se van proponiendo para este año?

Este año no hay objetivos deportivos pero la idea es llegar de forma inmejorable al año que viene y eso lleva tiempo de preparación.

– ¿Cómo está la moral del plantel al regresar a la práctica física?

Estaba muy baja. Con la gente de mal animo por las restricciones. El preparador físico tuvo como objetivo primordial mejorar el espíritu y creemos que se va logrando. Los entrenamientos son divertidos pero exigentes, hay música, muchos respetos por los protocolos y tratando de construir grupos para una nueva realidad.

– Desde la URBA, ¿se comenta algo? ¿Hay algo pensado para fin de año?

La URBA nos sostuvo emocionalmente. Nos mantuvo unidos al rugby con infinidad de zoom de capacitación a jugadores dirigentes y entrenadores. Eso genera oportunidades para mejorar y esta muy bueno.

– ¿Cómo está la situación a nivel mantenimiento de las instalaciones?

Este tiempo nos sirvió para mejorar las instalaciones. Remodélanos un vestuario a nuevo, la cocina también. Se hizo una gran inversión que se necesitaba. También se cumplió con el fabricante de camisetas y las tres divisiones mayores tienen camisetas para estrenar la próxima temporada.

– Económicamente, ¿Cómo se está mantenimiento el marrón?

Hay socios que siguen cumpliendo puntualmente con el pago de la cuota y eso ayuda mucho. Luego hay una gran morosidad  que se comprende  y se verá como se soluciona  el año entrante. La falta de actividad nos comprometió seriamente porque se siguieron haciendo obras y el costo de las 75 camisetas fue muy alto. Así que la comisión directiva decidió hacerse cargo momentáneamente para no perjudicar el desarrollo del club.

Compartí la emoción

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *