ÚLTIMO MOMENTO

Los U17 areneros cayeron con la frente bien alta

Los U17 areneros cayeron con la frente bien alta
05 Jul
8:49

Se disputó el partido de vuelta de las semifinales del Clasificatorio U17 en donde Deportivo Arenal tenía la misión de revertir un resultado de 16 puntos abajo. Central Buenos Aires llegaba con una ventaja importante, pero los areneros iban en búsqueda del milagro. Tras cuatro cuartos intensos, luchados y jugados con mucho amor propio, la visita se terminó quedando con el boleto al Zonal de Clubes por tan solo 2 puntos.

El partido tuvo siempre a los dueños de casa como dominadores en el tanteador, no hubo un solo cuarto que hayan cedido terreno y siempre fueron descontando y achicando la brecha que beneficiaba a los de Zárate. El primer cuarto fue el más parejos de todos, un 18 – 17 dejaba entrever lo peleado que sería el juego. De un lado Alejo Weckl y Emilio Polese se cargaban el equipo al hombro y con grandes combinaciones fueron contragolpeando los tantos convertidos por Cristaldo y Peralta. La lucha por los rebotes era encarnizada y los dirigidos por Ingiullo se las apañaron para pelear ante jugadores de mayor altura y envergadura física.

La diferencia de 1 punto era un buen comienzo, se había achicado y restaban 15 tantos por reducir. El segundo cuarto se sumó al goleo Thiago Martínez y Benjamín Andrada, para seguir acompañando al comandante Weckl y el ingenio intrépido del mago Polese. Fue una etapa en donde Central logró subsistir por intermedio de las bombas de tres de Muraca y los tantos de Cristaldo. En lo actitudinal, ninguno aflojó y dejaron todo en cada posesión que se presentó y por ello el cuarto se fue con un 16 – 12 que reflejaba un 34 – 29. La diferencia se había reducido a 11 tantos y poco a poco esa ilusión pasó a ser una gran posibilidad.

Se habló y mucho de ambos lados en el entretiempo, los entrenadores sabían que había mucho en juego y que tenían que decir las palabras indicadas para que sus dirigidos sigan respondiendo a las exigencias de un partido que parecía de primera división. De arremetida, el arenero encontró en el tridente Martínez, Weckl y Polese una ráfaga de tantos que renovó las ilusiones y permitía soñar despierto, pero rápidamente Central se encargaba de apagarlas con una serie de bombas de tres (4 en este cuarto) más la presencia impecable de Mora en la zona pintada. El cierre tuvo a Andrada con dos bandejas seguidas más la intervención de Weckl que seguía metiendo tanto tras tanto. Cuando la chicharra sonó, el tanteador reflejaba un 59 – 50 (parcial de 25-21), tan solo había que descontar 7 puntos más.

El final fue a puro corazón, dejaron el alma los chicos de ambos lados, Central que buscaba aguantar las embestidas del arenero y Arenal que iba con el empuje de Weckl, Polese y todo el público que soñaba despierto con el milagro. Por momentos los dirigidos por Ingiullo superaron la barrera de los 16 y tenían el pase, pero los zarateños respondieron con Muraca, Pérez y Cristaldo para volver a achicarla. El golpe duro llegó cuando Weckl llegó a la quinta falta y tuvo que salir, lo que hizo que Polese se cargue el equipo al hombro y tome la posta en la ofensiva.

Los minutos pasaban y restando menos de un minuto y con los tantos a favor Arenal para pasar, una serie de triangulaciones terminan en poder de Muraca, quien clava una bomba letal para que Central vuelva a tomar el control y obligue a los areneros a convertir para poder avanzar. Restaban 4 segundos, los dueños de casa tuvieron la última posesión, pero una defensa intensa más un tiro erróneo de los locales hizo que Central logre avanzar por tan solo 2 unidades.

Para los chicos de Deportivo Arenal fue una derrota dura, pero que sin dudas cuando se enfríen valoraran y tomarán dimisión de lo que hicieron. Demostraron una capacidad de reacción y de reponerse ante la adversidad en más de una oportunidad, jugaron como un equipo que busca la grandeza y pese a que no lograron revertir el resultado, estuvieron muy cerca. Más que merecido el trabajo para una generación que viene siendo una punta de lanza en la institución de Maschwitz y que le devolvió el renombre al club. Sin dudas que la demostración de carácter y sobre todo la garra que pusieron tiene que reconfortarlos y alentarlos a seguir por este camino que es el correcto sin lugar a dudas.

Síntesis

Deportivo Arenal (90): E. Polese (34), T. Martínez (7), A. Weckl (40), B. Andrada (6) y E. Kozak (FI); I. Videla, T. Fernández, R. Martínez, J. Corsani, L. Larrosa (3) y N. Luna. DT: Gustavo Ingiullo.

Central Buenos Aires (76): T. Muraca (19), F. Pérez (11), T. Cristaldo (17), J. Peralta (7) y F. Mora (19) FI; E. Vallejos, M. Espen, M. Cerrano, L. Monsalvo, M. Puebla, B. Vespa (3) e I. Dora. DT: Nahuel Pinto.

Parciales: 18 – 17, 34 – 29 (16-12), 59 – 50 (25-21) y 90 – 76 (31-26)

Árbitros: De la Peña – Montaldo

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *