ÚLTIMO MOMENTO

Mathias Ovejero: “Me gusta demostrar que puedo hacer lo mismo que mis compañeros de atletismo”

Mathias Ovejero: “Me gusta demostrar que puedo hacer lo mismo que mis compañeros de atletismo”
16 Nov
12:33

Luego de su brillante actuación en los Juegos Argentinos y Panamericanos para Trasplantados, que se organizaron en Salta, Mathias Ovejero fue invitado por Radiodeportes Escobar para realizar un balance de la competencia y, además, para que nos cuente su historia tan peculiar en relación a su trasplante de riñón y su inserción en el atletismo.

Cabe recordar que Ovejero consiguió una medalla de Oro en Relevos 4×100 y dos medallas de Plata (una en los 100 metros llanos y otra en los 200 metros llanos). “La verdad no me esperaba tanto”, confesó el joven, que dejó muchos mensajes interesantes a lo largo de la charla.

Contale a la gente qué trasplante recibiste, un poco sobre tu historia.

Estoy trasplantado del riñón hace aproximadamente 15 años, hace seis años más o menos que hago deporte. Siempre tengo que cuidarme con la comida, con no sobre exigirme, pero amo este deporte y por eso no importa si llueve, se entrena igual. Lo que más me gusta es poder demostrar que se puede, que si bien mis compañeros son más rápidos, yo también puedo hacer lo mismo que ellos y disfruto el poder representar a Escobar y Argentina.

¿Por qué te inclinaste por el atletismo?

Yo vi por la tele que existía un juego mundial para trasplantados y quise participar y me dijeron atletismo, que es un deporte donde no hay contacto y empecé de a poco. Primero fueron dos veces por semana, después tres, cada vez me fue gustando más, hasta que llegué a la etapa de competir, que es algo que disfruto. En el 2015 fue mi primera carrera, donde pude alcanzar una medalla de bronce. Al año siguiente en los Nacionales saque tres medallas de oro y ahí conseguí la clasificación al mundial de España. Ahí me encontré con un nivel muy alto, hice lo mejor que pude, logrando clasificar a la final en 100 y 200 metros.

¿Cómo es tu régimen de entrenamiento?

Son dos horas de entrenamiento. Hacemos fondo, trabajos, base en la pista y tres veces por semana además voy al gimnasio. Siempre tratamos de corregir la técnica, eso es algo importante para mí porque al no ser tan alto dependo mucho de eso para poder alcanzar a mis rivales. Este año pude bajar mis marcas y tengo el tiempo base para ir al Mundial de Inglaterra, pero la Organización de Trasplantados está viendo cual es el presupuesto que hay, esperemos que se pueda conseguir la plata para viajar.

¿Te esperabas estos resultados en la previa de la competencia?

La verdad no me lo esperaba tanto. Yo llegué bien preparado, pero cuando vi lo que era Colombia, Brasil, Venezuela no pensé que podía alcanzar esos resultados. Una vez que estuve en la pista, me olvide de los demás, pensé solamente en lo mío y cuando salí segundo y vi mi marca no lo podía creer. Bajé el tiempo más de lo que yo pensaba, no esperaba poder meter la marca para clasificar y eso es también gracias a mi entrenador que siempre me exige.

¿Cuál es tu objetivo como atleta?

Mi sueño más grande es poder participar en un Juego Olímpico. Quiero demostrar que si un atleta trasplantado logra eso, hay un montón de personas que también pueden lograrlo. Quiero marcar una huella.

Si tuvieras que darle un mensaje a los demás deportistas. ¿Qué les dirías?

Que la vida es corta y que hay que disfrutar cada momento, cada día como si fuera el último. Yo disfruto hacer este deporte, me encanta hacerlo. Primero hay que disfrutar la vida y después donarla para que otras personas puedan seguir disfrutando su vida.

Mathias Ovejero fue a la entrevista acompañado por su profesor, Javier Amarillo, quien también contestó algunas preguntas en relación a la actualidad de este gran atleta escobarense.

Javier, ¿cómo llega Mati a tus manos y como se trabaja con él?

Mati arrancó en lo que nosotros llamamos Escuela de Atletismo, después fue mejorando cada vez más, se tomó los entrenamientos muy en serio y ahí paso a la parte federativa, donde empezó a trabajar con el resto de los chicos. En el año 2017 él mismo vino y me planteó la posibilidad que tenia de ir a entrenar al CeNARD, entonces me comuniqué con la profesora y empezó a ir dos veces por semana a entrenar allá. Esto generó algunos cambios para bien en Mati, pudo mejorar muchas cosas y a partir de este año manifestó su deseo de volver a entrenar acá, con sus compañeros y bueno, acá estamos. Tuve que cambiarle el formato de entrenamiento, pero siempre siguió mejorando.

¿El gimnasio lo ayuda mucho en su formación?

Sí, totalmente. Este año ya terminamos la parte de competencia y ya nos pusimos a pensar en lo que va a ser el 2019 que va a estar muy cargado. Ojalá que tenga la posibilidad de ir al Mundial y sino serán las competencias nacionales. Pero ya estamos armando una base grande de preparación.

Si lo tuvieras de definir: ¿Qué virtud ves en Mati?

Lo primero que se me viene a la cabeza, es lo buena persona que es, es un pibe fantástico. Uno como docente trata de guiarlo y él siempre escucha, es atento y es una persona muy perseverante, y en este deporte, el que no tiene eso, se termina quedando en el camino. Podés ser muy bueno, tener una genética única, pero si no tenés continuidad y no te lo tomás en serio como lo hace él, te quedás. Es una persona con valores.

Cada vez hay más talentos en Escobar.

Sí, pero no creo que eso se deba a la región, creo que pasa por una cuestión de trabajo, de continuidad. El mensaje que baja Mati, es el mensaje que bajamos nosotros como equipo. También vale mencionar que hay un apoyo muy grande por parte de la Subsecretaria de Deportes, que nos están dando una mano grande en el atletismo. En Escobar tenemos muchas ganas de hacer las cosas bien, entonces los talentos van pasando. Yo personalmente estoy muy feliz con el presente y con todo lo vivido como entrenador en este año. Son momentos únicos y muy importantes para los chicos, porque esto no se lo olvidan.

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *