ÚLTIMO MOMENTO

MICROBAT, cumplió 40 años de trayectoria comercial en Escobar

MICROBAT, cumplió 40 años de trayectoria comercial en Escobar
31 Dic
5:30

En el mes de noviembre MICROBAT, cumplió 40 años de trayectoria comercial en la ciudad de Escobar. Hablar de este comercio dedicado a la venta y  servicio en baterías para el rubro automotor en general, es hablar de su dueño, el conocido y respetado Carlos Fateche quien desde hace muchos años tenemos el gusto de conocer. Por este motivo nos pareció interesante  dialogar con él  para saber un poco más de su vida  y la historia  su negocio.

 

 

 

 

¿Cómo nace tu interés por reparar baterías, algo ligado a tu pasión por los autos?

Exactamente, año 1978 en la calle Eugenia Tapia de Cruz al 91. Yo había aprendido en Ingeniero Maschwitz con el señor  Baleriano, el oficio de las baterías. Antiguamente uno tenía que elegir un oficio, no es que hacías lo que te gustaba. Tenías que elegir algo para hacer de tu vida, y como yo sabía y tenía experiencia con las baterías a eso me aboque.

¿Comenzaste como un empleado más como los que están hoy trabajando acá en tu empresa?

Si, comencé como peón para después irme a trabajar un año al ferrocarril. Luego de eso comencé con mi negocio de armado y desarmado de baterías. Al principio arranque con un socio por unos 8 meses, pero después me quede solo ya que los números no daban para vivir ninguno de los dos, por lo que él se fue a trabajar a Ford y me vendió las pocas herramientas que teníamos y arranque solo. Cuatro años mas tarde me mude a un local sobre  la avenida San Martín 25 al lado de la antigua herrería de Laita, para posteriormente comprar el terreno donde estamos hoy desde hace 30 años.

En esa época además la batería no se conseguía en cualquier lugar, estamos hablando de década del 70´.

Claro, además había pocos autos. Del Hospital para el lado del Cazador eran pocos los negocios que había. También teníamos que insertarnos y afianzarnos, porque la gente no te conocía a pesar de que yo era de Escobar, ya que cualquiera no te compraba.

¿Cómo te fuiste metiendo en el rubro?

Yo trate de vender servicio. Yo no sabía lo que era el marketing, y cuando hice cursos luego de varios años de eso dije: – “esto es lo que vengo haciendo yo hace rato”-. Saber comercializar y venderte, que la gente te elija y vos los asista. Yo trato siempre de solucionarle los problemas a la gente.

Carlos Fateche al frente de su local comercial

La batería en sí requiere de la venta y la postventa

Claro, pero también hoy en día el producto cambió.  Antes tenías que venir, mirarles el líquido, etc. Hoy en día la gente no tiene tiempo, así que te llama por teléfono y te consulta, entonces vos le tratas de brindar un servicio de atención personalizada. Tratamos que se sienta un cliente de todos los días

La tecnología que se ha incorporado a los autos ha hecho que también las baterías se actualicen, ¿verdad?

Claro, los autos de hoy tienen mucha tecnología y hay una variedad de baterías que van para distintos vehículos. Siempre tratamos de trabajar con todas las originales que van en los mismos, salvo con las que son de algunos importados y que se nos complica conseguir.

El crecimiento de la tecnología en los autos, ¿va a llevar a que en un futuro haya un cambio en lo que es la batería y la alimentación del motor?

Si, de hecho ya están. Incluso para autos eléctricos hay, pero no se han masificado mucho. Los autos que son combinados ya tienen una amplia gama de baterías. Hay mucha innovación y que se va adaptando  a los tiempos que corren.

Cuando miras 40 años para atrás, ¿Cuánto has crecido vos y el rubro?

El salto ha sido muy grande. Además han sido muchos años, y hay pocos negocios que puedan sobrellevar tanto tiempo y afrontar tantas crisis como hemos tenido. Así que acá estamos, 40 años después firmes.

Salón de atención al cliente cuando se mudo al actual local

¿La batería te llevó a la pasión por los autos?

Los autos antiguos siempre me gustaron, pero ahora estamos en un impasse ya que tengo algunos autos pero no salgo tanto a los encuentros. Me hubiera gustado tener alguna agencia de autos alguna vez, pero con esto ya tengo para bastante.

¿En algún momento se te cruzó subirte a un auto y competir?

Si, por supuesto. Yo iba a las competencias a ver correr los Fiat 600, pero siempre priorice otras cosas, como tener mi casa, mi negocio y cuando quise subirme arriba de un auto ya estaba grande (risas).

¿Cómo ves el futuro en el negocio y qué consejo le das a los que recién están arrancando?

El que pone un negocio y cree que va a vivir del mismo, va a necesitar un poco de paciencia. El negocio requiere de mucho trabajo, no es solamente las 8 horas y relajarte. Hasta que no estés afianzado tenes que ponerle mucho lomo, porque si no al tiempo te fundís. Tampoco hay gente que quiere tener un negocio tantos años, ya que no es fácil tener uno hoy en día y menos 40 años como mi caso. Yo les digo a todos los que quieren incursionar en un negocio propio, que siempre se fijen en los inmigrantes cualquiera sea su nacionalidad, que se copien de ellos ya que esa es la fórmula: trabajo, trabajo y trabajo.

¿Quiénes fueron parte de este crecimiento y a quienes agradeces?

Primero a mi familia, que han sabido aguantar mucho, sobretodo vacaciones resignadas por mejorar el negocio. Después a toda la gente que me acompaño, ya que yo también brindé mucho, y también a todos mis proveedores, que me han hecho crecer y me han dado una mano.

Carlos fuera de tu negocio, ¿Qué hobbies tenes y que deporte  te gusta?

El deporte que más me gusta es el automovilismo. Miro golf y algo de fútbol, a pesar de que entiendo poco. Y mi hobbie es coleccionar autitos en escala, además de ser un acumulador de cosas antiguas sobre autos y fierros.

¿Cómo nació Microbat, el nombre de tu marca?

Cuando yo me iba a Retiro en el ferrocarril, iba pensando un nombre que fuera pegadizo para que la gente lo recordara fácil.  Así que usé una palabra compuesta, entre micro que es la milésima parte de un Ohm, y bat por batería. Se formó la marca que la tengo patentada, algo que es pegadizo.

Carlos, para cerrar y agradecerte, ¿Algún deseo?

Tener salud para mí y todos los que trabajan conmigo. Y que se pueda arreglar el tema económico y la división social que tenemos, por ahí este año logramos salir adelante sea con el gobierno que sea.

 

Fotos: Gentileza facebook Microbat 

Compartí la emoción

« »

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *