ÚLTIMO MOMENTO

Misión cumplida para Oscar Giroto en el medio Ironman de Río de Janeiro

Misión cumplida para Oscar Giroto en el medio Ironman de Río de Janeiro
25 Sep
10:04

Recién bajado del avión, con un cuarto puesto en el medio Ironman de Río de Janeiro y una clasificación mundialista bajo el brazo, Oscar Giroto pasó por el estudio de RDE para contar sus sensaciones tras su participación en tierras brasileñas. El atleta escobarense terminó la prueba con un registro de 5:01.44, finalizó 108° en la general y obtuvo el boleto para el Mundial de Nueva Zelanda, el año próximo. Sin embargo, no se queda quieto y ya piensa en lo que será su participación en el Ironman de Florida, en noviembre.

¿Cómo estás después de la competencia?

Llegué a la tarde. Estoy bien y contento. La carrera salió bastante de acuerdo a lo previsto. Por ahí uno va con una idea de tiempo a estas carreras, pero depende de muchos factores, como el clima, y eso hace que se pueda lentificar para todo el mundo. El día estuvo feo, hubo lluvia, complicó la parte de bici en los morros y yo soy bastante cauteloso y prudente y no arriesgo.

¿Esto fue en las afueras de Río?

El lugar propiamente dicho es Recreio dos Bandeirantes, al sur de Barra de Tijuca. Con la bici se hacía una vuelta larga, que se iba para Barra y pasaba por los morros. Había viento, pero en mi caso particular salió todo como estaba previsto.

¿Estás conforme con los tiempos?

Donde no estoy conforme es en la parte de natación. Es mi parte más débil, no soy nadador, pero hago unos tiempos parecidos. Y esta vez se me fue. Yo creo que el mar estaba picado y se me fue el tiempo, salí 5 minutos más tarde y en el noveno puesto. Lo tengo que hablar con mi entrenador.

¿Y en la bicicleta?

Ahí anduve bien. Como comenté, salvo lo de los morros, lo demás salió bien. Salí cuarta en esa parte. Y después hice mi mejor carrera corriendo de los últimos 8 años en cuanto a parciales. Hice un promedio de 4:17 por kilómetro, el mejor de la categoría. Lamentablemente, no pude ajustar más. Me bajé cuarto de la bici y terminé cuarto. Estuve muy cerca del segundo y el tercero, pero son carreras.

¿Cómo viviste el hecho de lograr la plaza para el Mundial de Nueva Zelanda?

En las entregas de premios se reparten las medallas para los tres primeros de cada categoría y después se dan las plazas para el Mundial. Yo ya sabía que en mi categoría había dos plazas. Era cuestión de esperar, como cuando estás jugando al bingo. Empezaron a llamar y ninguno de los tres primeros estaba, así que tomé la plaza. Yo sabía que tenía que estar ahí.

Quedaste 4° en tu categoría, 102° en caballeros y 108° en la general.

En la natación quedé 9°, así que en la bicicleta recuperé bastante. Y en el pedetrismo hice el mejor tiempo de la categoría y quedé cuarto. Terminé la carrera cuarto.

¿Qué pasó anoche por tu cabeza cuando lograste este nuevo objetivo?

Esta fue mi tercera participación en este tipo de competencia. La primera fue en 2015, también en Río, y fui sin ni siquiera saber donde iba a ser el Mundial. Mi entrenador Lucho (Drovetto) siempre me dice “vos corrés mejor cuando vas sin presión”. Ese año fue así, salí 3° y obtuve la plaza para el Mundial de Australia. El año pasado corrí en Bariloche buscando la plaza, quedé 5° y fue similar. Este año tenía la misma sensación y la agarré. La verdad es que estoy contento, yo nunca dejé de entrenar. Es algo que me gusta, me apasiona, es mi cable a tierra. Después de la caida de la bicicleta que sufrí el año pasado, que me lesioné los ligamentos, tuve que parar un poco y en junio también tuve una mala mientras preparaba una maratón. Tenía desgarrado el sóleo. Así que antes de esta competencia cumplí con todo lo que tenía planificado y prendí unas velas para que no me pase nada ni me duela nada. Cuando me fui a dormir dije “misión cumplida”.

Y en seis semanas se viene un objetivo importante.

Se viene el Ironman en Florida, Estados Unidos. En esa distancia, son desafíos personales. A esta altura, cuando uno es más competitivo, uno tiene el objetivo de lograr hacer menos de 10 horas de tiempo y clasificar para el Mundial, que es el año que viene en Hawaii. La carrera es el 2 de noviembre y hay que ajustar algunas cosas, porque no queda mucho tiempo. Hay que meterle más fondo. Esta semana es regenerativa, todo muy suave, y el sábado ya arranco.

¿A dónde vas a poner tus fichas para la competencia?

Yo me estoy sintiendo muy bien. En el agua, salvo en esta competencia, sé que puedo estar bien. Empecé a entrenar con potencia en la bici, como lo hacen los profesionales, para medir bien que el desgaste no sea excesivo. Me tengo fe en la bici, conozco el circuito. Es una sola vuelta por una zona de bosques, llano, y hay reparo. Permite un ritmo parejo. Si eso se da, haciendo los deberes en la bici, y siguiendo entrenando en el trote, creo que voy a poder hacer una buena actuación.

Ahora te vas a abocar al entrenamiento, ¿no?

Este año hice los deberes y juro y perjuro que lo voy a hacer. De acá a noviembre, no voy a competir en nada. De hecho, yo estaba anotado para la competencia de Puertos del domingo y yo mismo me bajé. Es a la semana de un medio Ironman y me saca tiempo para la preparación. Yo acá lo que quiero es el Ironman de Florida y llegar bien. Capaz después me anote en alguna carrera de 10K y una prueba de triatlón. Depende de como vaya para definir como viene mi año deportivo en 2020.

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *