ÚLTIMO MOMENTO

Municipalidad de Escobar pagó caro sus errores ante Larre

0    handball  Equipo RDE

La 8° fecha de la Segunda Caballeros de Femebal encontró a dos viejos conocidos: Municipalidad de Escobar recibió a Instituto Larre y cayó por 25 a 23, en un partido que se le escapó más por errores propios que por virtudes ajenas. El conjunto de Arzola, que había ganado sus primeros cuatro partidos, ahora entró en una racha de cuatro derrotas consecutivas.

La fría noche del domingo fue causa principal del número bajo de espectadores que se acercaron al Polideportivo Luis Monti. El partido, a priori, encontraba a un Escobar que venía de una seguidilla de derrotas, al igual que su rival, de los peores en cuanto a resultados en el torneo. De entrada se especulaba con que el partido no iba a ser fácil para los locales por las ausencias de Fabián Oroño, Sebastián Rodriguez y Martín Padilla. Los recambios con los que contaba Arzola eran muy pocos y eso terminó siendo un factor que jugó en contra.

El primer tiempo comenzó con Escobar realmente muy desconcentrado, sin ideas a la hora de atacar y frágil cuando le tocaba defender. Por eso rápidamente Larre tomó una ventaja de 4 a 1, tres goles de diferencia que le fueron muy difícil de remontar a su rival. Sólo Kimmel pudo romper la resistencia de la visita en esos primeros minutos fatídicos. Hasta que de a poco Diego Perello y Eduardo Grillo comenzaron a acompañar con más éxito en ofensiva a Kimmel y el partido se tornó un tanto más parejo. El déficit, sin embargo, siguió notándose en la faceta defensiva, tantas veces elogiable en el conjunto de Arzola, aunque en esta ocasión sin la misma suerte. La ausencia de Fabián Oroño se notó mucho, si bien jugó su hermano Raul que puede cumplir las mismas funciones. El juego de Larre mostraba variantes cuando atacaba, y esto se debió en parte a que Escobar lo dejó crear, permitiendo que sus jugadores penetrasen y quedaran mano a mano con Saul Daltues (el punto más alto de Municipalidad de Escobar). De todas maneras, más allá de que el juego del local distaba muchísimo de su mejor versión, un buen cierre en el primer parcial lo dejó a tiro en el marcador: 14 a 13 ganaba Larre cuando se completaron los primeros treinta minutos.

En la segunda mitad la estrategia del equipo de Arzola fue jugar todas las ofensivas con Kimmel, tratando de aprovechar sus cañonazos desde lejos, ya que las penetraciones a la defensa de Larre eran complicadas. Parecía que el camino era el acertado, y si bien Larre seguía arriba en el tanteador, la ventaja era mínima. Hasta que a los cinco minutos del complemento, uno de los jueces le cobró una falta ofensiva inexistente a Kimmel cuando éste se disponía a atacar el arco rival. La protesta del jugador escobarense fue airada y el juez lo excluyó dos minutos. Las protestas siguieron y la determinación fue la tarjeta roja para el número 34 de Escobar. La bronca se apoderó de Kimmel, quien argumentaba que sus protestas se debían a que el juez le contestó de manera despectiva y faltándole el respeto. Cabe aclarar que la actuación de los jueces, como ocurre a menudo en esta división de Femebal, fue muy mala, llena de dudas y con errores conceptuales gravísimos, como no pedir a la mesa de control que detenga el tiempo cuando hablaban con un  jugador o esperaban a que alguno se recuperara de algún golpe.

El partido se desvirtuó totalmente con la expulsión del principal argumento ofensivo de Escobar. Larre aprovechó y en una ráfaga llegó a sacar 6 goles de ventaja. Sin embargo, el ímpetu de Arzola, quien arengaba a sus dirigidos desde el banco, hizo que Escobar reaccionara en los últimos minutos y se pusiera a dos goles de distancia, con un Perello que se hizo cargo del ataque. Y a falta de un minuto y medio, el mismo jugador tuvo la chance de poner a su equipo a un gol de diferencia, pero el arquero rival -también de gran actuación- logró desviarle el tiro y comenzar a sellar una victoria muy importante para la visita.

Municipalidad de Escobar dejó pasar una buena chance de cortar esta mini racha negativa, ante un rival que para nada es superior en el juego. Pero esta no fue la noche ideal del conjunto escobarense, que terminó cayendo 25 a 23.

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *