ÚLTIMO MOMENTO

Padre e hijo unidos por una misma pasión deportiva

Padre e hijo unidos por una misma pasión deportiva
03 Jul
8:22

En el deporte motor, la pasión  pasa de generación en generación y este es el caso de Abel y su hijo Axel Burgos quienes juntos comparten no solo el sentimiento de familia sino que además comparten muchas horas de su día en el taller, lo que hace que la adrenalina propia del automovilismo se vaya conociendo y amando como la vida misma.

Abel este año se subió a un Karting compartiendo la actividad con su hijo en distintas categorías dentro de APAK y ahora Axel con el apoyo de su padre está armando un nuevo auto para debutar en el 2020 en la categoría promocional de ALMA. Para conocer cómo será la segunda parte del año en cuanto a competencias  ambos dialogaron en la radio.

Abel ¿Cómo fue en este 2019 tu participación en karting?

Este año quisimos cambiar un poco y por eso decidimos dejar el auto y pasarnos al karting. Venimos bien, debute con victoria, en la segunda salí segundo, pero después volví a agarrar el auto y lo estoy armando para ir el 7 de julio a correr en La  Plata en ALMA. Fue mi primera experiencia en karting, quise probar como era y me gustó, es lindo pero como el auto no hay.

También el factor económico influyó porque no estoy para bancarme a mí y a mi hijo. La idea es que en la tercera corra solo Axel, pero yo igual quiero ir a un par más de carreras.

¿Tuviste que armar un karting?

No, tenía el karting del año pasado de Axel. Yo el año pasado le compre uno nuevo a él y nos quedaron los dos.

¿Hay grandes diferencias en el armado entre un karting y el otro?

El mayor cambio es que en el de Axel se puede tocar el cilindro, el carburador es distinto. Algunas diferencias hay, pero no muchas.

Axel:

Venís de un 2018 muy bueno. Este año te perdiste la primera fecha y arrancaste en la segunda. ¿Cómo viene tu año?

A la primera fecha decidimos no ir y arrancamos en la segunda con una buena actuación donde quede segundo y la tercera fue con piloto de invitado donde fui con Nico Marrone. Yo venía ganando pero tuve un toque en el karting que me impidió llegar y Nico quedó tercero.

¿Cómo estás en el campeonato?

Estoy quinto. La semana pasada se corrió y no fui. Este año lo estamos tomando un poco como entrenamiento porque estamos armando un auto para el año que viene.

¿Cómo viene ese nuevo proyecto?

Viene bien. Estamos armando el auto con mucho sacrificio. Es un auto nuevo y lo estamos armando en el taller. Tenemos que ver si me dejan correr por el tema de la edad. Cumplo los 15 en mayo y con esa edad ya se puede, con 14 tengo que ver.

¿En qué etapa está el auto?

Ahora le estamos armando el chasis nuevo. Nos falta comprar un par de cosas, pero vamos bien. Queremos armarlo tranquilos, que quede bien para que empiece a probar. Con el karting tenemos el mismo problema de siempre, que es el peso. Estamos 23 kg arriba y así y todo anda bien, entonces decidimos armar el auto. No queremos que se quede estancado ahí. Obviamente tiene que entrenar.

La familia siempre está en ALMA, pero ¿La idea es que se vaya familiarizando aun más?

Si, él con 14 años ya sabe desarmarme el auto mío. Él llega del colegio y se pone y lo desarma completo. Desde chico estuvo metido en el taller y fue mamando todo eso. Muchas veces en el circuito por ahí lo pierdo y después lo encuentro hablando con uno, con otro. Él se crio ahí y queremos que para fin de año tenga su auto listo.

Volviendo al karting. De acá a fin de año ¿Cuál es la idea?

Queremos estar presente en una o dos fechas más para que me sirvan de entrenamiento y después ya dar el salto.

Abel estuviste en una carrera en Arrecifes. ¿Fuiste con tu auto de ALMA?

Si, el mismo. Me invitaron, acepte y la verdad es que me fue bien. Terminamos segundos. Hubo mucho público, mucha gente. El circuito es chico pero hay muchas categorías entonces se llena.

¿Ahora regresaste solo para despuntar el vicio?

La mano viene así. Se viene la carrera de ALMA y yo pinte al auto entero pero no llegue a armarlo y yo quería probarlo, me invitaron desde allá y fui, pero nada más. Yo me quiero dedicar a ALMA. Me quedan cinco o seis fechas, una de ellas con invitado y la idea es poder estar presente. Eso sería lo ideal.

¿Cómo estás viendo el presente de ALMA?

Esta todo complicado, todas las categorías. Hay pocos autos y para colmo por un tema de circuito se encimaron mucho las carreras. Correr cada 21 días no es fácil, eso se nota en el presupuesto. Para la próxima carrera ahora el 7 de julio puede ser que haya más autos. Por lo que estuve hablando varios me dijeron que van. Ojala se sumen unos cuantos.

¿Cuál es el presente de tu auto?

Estoy banqueando el motor, pero después me queda solo revisar. En Arrecifes anduve muy bien, vamos a ver cómo andamos en La Plata. Quisiera poder ir el viernes previo a probar unas vueltas, pero hay que ver si se puede, sino iremos directo el sábado.

¿Qué expectativas tenes para este año?

Vamos a tratar de hacer el mejor papel posible. Yo salgo a ganar, pero después son autos. Hay que ir y correr.

Axel ¿Cómo imaginas  el salto que vas a dar?

Quisiera que llegue ya ese momento, estoy ansioso, quiero subirme y ver como es, que se siente. Es un sueño y espero que se haga realidad. Estoy todo el tiempo viendo cámara a bordo de los autos, pidiéndole consejos a mi viejo para poder ir mejorando. Todo es parte de un aprendizaje.

 

 

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *