ÚLTIMO MOMENTO

Ruben Runke, el jugador que se ganó un lugar en la historia de Sportivo y en el corazón de su gente

Ruben Runke, el jugador que se ganó un lugar en la historia de Sportivo y en el corazón de su gente
14 May
7:43

El 6 de mayo del año 2001, Sportivo Escobar logro el primer paso trascendental en su historia deportiva, al ascender  al Torneo Nacional de Ascenso y en el equipo estaba un joven de solo 21 años oriundo de Campana, Rubén Runke, que a partir de ese logro comenzó a escribir su propia historia como jugador y ser humano.

Rubén quien es parte de la historia viva del albiceleste por su aporte y los logros obtenidos fue el invitado especial de la primera edición de Radiodeportes Escobar para repasar a 18 años de aquel trascendental partido en la fría noche de domingo en el gimnasio del Club Independiente de Zárate, lo que fue el torneo.

Como bienvenida para el querido y respetado “toro” Runke, le hicimos escuchar junto a  la audiencia de Líder el minuto final del partido que les permitió ser campeones de la Liga Nacional “B” 2000/01.

 

 

¿Qué recuerdos tenes de ese momento?

Fue una emoción muy grande volver a escuchar tu relato de ese día, con el final caliente que se vivió con una defensa brusca ante un lanzamiento de tres del base de ellos. Pasó el tiempo ya, pero todavía uno se emociona.

¿Qué te acordás de aquel grupo, de tus compañeros?

En aquel año era muy distinta la llegada de un jugador a otro club, hoy en día cuando el chico ya tiene alguna proyección se maneja con un representante y eso te abre puertas de clubes. En aquel tiempo había que mostrarse en los torneos, Gabriel vio algo en mí y me dio la oportunidad. El primer año fue mucho de experiencia y en el segundo ya me sentí mejor, con más ganas y mejor preparado desde lo mental. A partir de ahí creo que pude armar una trayectoria y logre un montón de cosas. Cuando Gabriel me invitó a entrenar con ellos, no lo dude, agarraba mi moto y me venía desde Campana. Son cosas que uno hace de joven, eran otros tiempos.

Hoy ese sacrificio y cuando miras todo lo que hiciste que pasa por tu cabeza.

No lo dudaría, lo volvería a hacer porque las ganas estaban. Yo aprendí a jugar al básquet a los 13 años  y siempre me gusto la parte de entrenar. Venir a algo serio fue algo que me sedujo. Esa posibilidad que me dieron fue linda, la disfrute y también la aproveche.

Cuándo empezaste en Campana. ¿En algún momento se te cruzó por la cabeza llegar a un ámbito nacional?

Sí, yo sentía que podía dar algo al básquet. Le dedicaba mucho tiempo, horas de entrenamiento y mi juego siempre fue algo a través  del trabajo. Por eso en cada momento libre que tenía salía a correr o en el club siempre con la pelota junto con mis compañeros. No sé si puedo decir que me imaginaba logrando todo lo que logre, pero si supe que siempre podía darle algo interesante al equipo.

Si repasas toda tu carrera, ¿Crees que lograste todo lo que te propusiste o te quedó algo en el tintero?

Yo me siento bastante realizado. Como se me dio carrera, era lo que tenía que ser. Siempre trate de brindarme al máximo para cada equipo que me tocó jugar. Hubo años en los que me tocó jugar sin saber si en la temporada siguiente iba a tener club, pero ya después empezaron a aparecer los representantes y eso cambió un poco todo. De todas maneras, cada vez que me tocó irme de Escobar yo sabía que si las puertas se volvían a abrir, iba a ser bien recibido. Nunca me puse un objetivo a gran escala y me di el lujo de haber ascendido 8 veces con diferentes clubes.

Rubén Runke en radio Líder participando de Radiodeportes Escobar

Queremos compartir el relato  emocionante  en el  último federal que Rubén  jugo con Sportivo Escobar y  convierte un triple que determina tiempo suplementario y luego otro triple con el que cierra el partido logrando el triunfo para el equipo de Escobar frente a Unión de Mar del Plata.

Gran parte de tu trayectoria se dio en Escobar y estuviste presente en los grandes logros de Sportivo.  Sos parte de la historia grande del club.

A veces cuando comparto charlas con gente del club o de Escobar me siento muy contento porque en los momentos importantes del club tuve la suerte de poder estar. Llegar y haber logrado esos cuatro objetivos (Ascensos al TNA 2001-2007, Provincial 2006 y Federal) tiene una cuota interna y eso llena.

¿Qué te dejó la experiencia que tuviste afuera?

Creo que una de las experiencias que me dejaron los clubes, fue el hecho de poder interpretar a distintos técnicos y su manera de jugar. Me fue bien con distintos grupos y eso es algo importante. En los equipos que me tocó estar siempre se prepondero la parte grupal y eso es muy importante para poder obtener logros y cumplir objetivos.

Hay algún logro que para vos tenga un gusto  especial. Sea por algún motivo particular o  por algún momento de tu vida. 

El primer ascenso tiene ese sabor especial porque es aquel en el cual nosotros jugamos con seis jugadores durante gran parte de las llaves de Play Off y hoy en día eso sería imposible. Después cada uno tiene lo suyo.

¿Qué es lo que más te gusta del básquet?

Es un deporte que me gusta mucho porque tiene una cuota de estrategia muy importante y podes revertir resultados como muchas veces nos ha tocado. Tiene esa cosa cambiante del marcador que te genera una adrenalina y en el básquet uno puede planificar mucho más un partido.

¿Cómo convive el básquet con tu vida diaria?

La familia tiene mucho que ver en todo esto. Sea tiempo atrás con los viejos acompañándome u hoy en día con la familia que uno ha formado. Sentir el apoyo de mi hija y que ella entienda lo que uno hace es algo muy lindo. Se puede convivir con las dos cosas y yo soy muy pasional y hoy en día todavía me gusta entrenar.

Volviste a Ciudad. ¿Cómo es tu actualidad?

Surgió la posibilidad de volver después de 20 años al club donde me forme y creo que tuvimos un buen torneo, de 21 partidos ganamos 16, pero tenes una mala noche, el rival te supera y te quedas afuera. Ahora se inició el torneo doméstico y el técnico ya me comunicó su deseo de que continúe en el club por lo que uno le transmite a los chicos y compartir el tiempo con chicos jóvenes y que te tomen como un ejemplo esta bueno. Todavía siento ganas de entrenar.

Hay un cambio generacional. ¿Cómo ves a la juventud de hoy?

Cambiaron bastante las cosas e inclusive el básquet está cambiando. Siento que a los chicos hay que entenderlos también, que por ahí priorizan otras cosas que el entrenamiento del básquet. Yo siempre digo que los chicos tienen que jugar en formativa, uno no le quiere echar la culpa a lo tecnológico pero está influyendo bastante, como a su vez también los puede acercar, Hoy abrís una red y hay básquet. Hay que buscarle la vuelta y tratar de incentivar.

¿Qué espacio guarda en tu corazón el afecto que te tiene la gente de Sportivo? Hinchas, dirigentes, ex compañeros y demás.

Muy grande. Ciudad fue el club que me formó, pero Sportivo fue el que me dio la posibilidad de mostrar todo ese trabajo que uno hizo. La gente siempre me recuerda los logros, con los dirigentes siempre tuve buen trato. En mi corazón ocupa un espacio bastante grande Sportivo.

Si el día de mañana surge la posibilidad de volver al club con otro rol. ¿Aceptarías?

Por su puesto. Hace dos años que me estoy preparando y ojala que en algún momento se dé la posibilidad. Por ahora todavía me atrae el deporte, tengo ganas de entrenar, asique no sé cuándo dejare de correr y transpirar la camiseta.

 

 

 

 

 

 

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *