ÚLTIMO MOMENTO

San Andrés pagó caro su imprecisión

0    rugby  Equipo RDE

407897_2522552069427_57880468_nSan Andrés dejó pasar una clara oportunidad de sumar un triunfo en casa y cayó 26-25 ante Berazategui, por la tercera fecha de la Reubicación de la Zona IV. El marrón tuvo pasajes de dominio en el encuentro, pero pagó caro la poca puntería de cara a los palos y se quedó en la puerta de la victoria.

En una cancha castigada por la lluvia y transformada en un lodazal, el conjunto de Dique Luján tomó la iniciativa en los primeros instantes con la presión arriba de los forwards. La visita aguantó los embates locales y buscó contraatacar los espacios libres: así llegó el primer try del encuentro para la escuadra naranja y blanca.

El partido era muy trabado, con dos equipos que aguantaban las condiciones de la cancha y con un árbitro que generaba murmullos de ambos bandos. A los 33 minutos, Di Pascale anotó un try para el Atlético, pero el medioscrum falló su conversión.

Poco pudo acomodarse San Andrés tras haberse acercado en el marcador porque en una ráfaga del wing derecho, Berazategui llegó al ingoal local dos veces seguidas, conversión mediante, para irse 21-5 arriba. El local no se quedó atrás y cerró el primer tiempo con un try, con otro fallo ante los palos, para irse al descanso 21-10 abajo.

Con los segundos 40 minutos en marcha el Marrón salió a acorralar a la visita en la que los jugadores estaban visiblemente cansados. La primera línea del Naranja cortaba el juego continuamente con faltas y generaba alguna que otra trifulca. La amarilla recibida por uno de sus pilares permitió que el equipo de Maschwitz, en superioridad numérica, apoye una vez más en el ingoal rival y se acerque a tan solo seis puntos.

Parecía que la historia se daba vuelta, pero algunos fallos arbitrales, una amarilla para el dueño de casa y algunos errores terminaron en otro try para la visita, aunque esta vez sin conversión. San Andrés la peleó de atrás nuevamente y fue insistentemente hacia adelante aunque muy pendiente de protestarle a un árbitro que ya era muy cuestionado.

Cuando faltaban 15 minutos, Di Pascale apoyó nuevamente en el ingoal rival y alimentó aún más la ilusión de un público que estalló con el último try, faltando dos minutos. Parecía que el Marrón se quedaba con un triunfo épico, pero el 9 siguió con una tarde errática frente a los palos y la victoria viajó a Berazategui.

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *