ÚLTIMO MOMENTO

Sergio Hernández: “Llegar a cuartos del Mundial sería todo un éxito

0    a portada, basquet  Favio
Sergio Hernández: “Llegar a cuartos del Mundial sería todo un éxito
30 Ago
1:43
Sergio Hernandez respondiendo preguntas a los chicos en CAIDE

Sergio Hernandez respondiendo preguntas a los chicos en CAIDE

El entrenador multicampeón de la Liga Nacional y ex técnico de la selección argentina charló con Radiodeportes Escobar y opinó sobre las posibilidades del conjunto comandado por Julio Lamas en el Mundial de España que está próximo a comenzar. Además, Oveja dio detalles de las clínicas de básquet por la provincia que días atrás lo tuvieron en el Club Independiente.

-¿Cómo se te da hacer este tipo de clínicas con chicos de toda la provincia?

-A mí en principio me resulta muy placentero hacerlo, por lo tanto es más fácil para mí. Desde los 15 que trabajo como entrenador de básquetbol; empecé un poco accidentalmente con los chiquitos en Bahía Blanca y ahí no salí más. Hasta los 27 años trabajé con chicos y es lo que más adentro llevo, yo me siento un docente y cuando uno tiene la motivación dentro da lo mejor de sí. Estoy feliz de haber visto tantos chicos, tantos padres y hermanos acompañando a esos chicos. Es lindo ver a chicos de diferentes clubes todos juntos en la cancha olvidando las rivalidades tontas; uno ve eso y la cara de felicidad de los chicos y es suficiente para dar lo mejor de sí.

-¿Cuánto hace que estás dando estas clínicas?

-Esto es una propuesta que me hizo la Secretaría de Deportes de la Provincia. Tengo una muy buena relación con Alejandro Rodríguez (n de r: Secretario de Deportes de Buenos Aires) y justo coincidía con mi parate y tengo un tiempo que hace 20 años no tenía. No voy a decir que le voy a “devolver al básquet lo que me dio” porque es algo falso y a mí no me va, pero si hago cosas que hacía mucho no podía hacer y por ahora estoy dando vueltas por la provincia. Tengo una deuda conmigo mismo que es tener mi propio campus, una o dos veces al año, para trabajar con mi cuerpo de trabajo. Es algo que me da mucho placer y me llena de combustible para seguir en el profesionalismo.

-¿Se le llega más al jugador en este nivel que cuando ya comienza a ser profesional?

-Depende del momento en el que el jugador esté en el deporte. Hay chicos que lo hacen como un divertimento y otros que lo hacen con la idea de jugar en la alta competencia; también hay otros que tienen más información que otros y hasta saben las estadísticas de un suplente. Y el profesional lo que busca de vos es que lo hagas mejor individual y colectivamente y lo ayudes a lograr los objetivos. Con los chicos lo que se da es un mensaje masivo de lo que es el deporte, una herramienta de inclusión y educación muy poderosa, que es por lo que hay que empezar antes de competir.

IMG_20140815_183334

-Allá por 1992 cuando comenzabas como entrenador en Sport Club de Cañada de Gómez, ¿pensabas que ibas a lograr todo lo que lograste?

-(risas) No tenía ni en los cálculos nada de esto. Yo siempre soñé con ser jugador de básquet, pero me di cuenta que no iba a ser un jugador de elite y por ahí eso hizo que mis sueños sean un poco más bajos. Aún hoy me preguntan si sueño con dirigir en la NBA y la verdad que no; hay que disfrutar el camino, ponerle mucha actitud a lo que uno haga y darle excelencia a cada paso que uno da, no importa lo que hagas. Cuando yo dirigía a las divisiones inferiores de Villa Mitre o Bahiense del Norte de Bahía Blanca sentía que estaba en la NBA; lo mismo me pasó cuando tuve mi primera experiencia en 1992 y así siempre. Lo que a mí me ayudó a crecer es que nunca use un lugar de trampolín para ir a otro.

-Entre 1992 y tu última temporada en Peñarol de Mar del Plata, ¿crees que te quedó algo sin hacer?

-Si uno mira por resultados o por logros por ahí soy el único entrenador en ganar todos los títulos posibles tanto nacionales como continentales y estoy orgulloso de eso, pero siempre siento que podría hacer algo más, sobre todo a nivel selección aunque logramos también un montón de cosas y lo disfrutamos mucho. Siempre siento como que estoy empezando y cada vez que arranco un trabajo es nuevo es como si comenzara a dirigir ese día.

-¿Cómo fue la experiencia de haber dirigido a la selección nacional?

-Fue maravilloso, como tener un hijo. Cuando me llamaron acepté de una, incluso sin conocer las condiciones, porque era el máximo desafío y el orgullo más grande. Fue lo mejor que me pudo haber pasado en la vida; dirigí de 2005 a 2010 y fue una experiencia que va mucho más allá de lo deportivo. Vivir un Juego Olímpico es algo que le desearía a cualquier deportista. Tuve la suerte de estar dos veces compartiendo la Villa con grandes atletas y compitiendo: en una ganamos el bronce y en la otra lo perdimos en la última bola.

-¿Cómo ves la actualidad de la selección de cara al Mundial de España?

-Hoy no es el mejor día porque justo nos pasó un tren por encima como España (n de r: derrota 86-53, en Sevilla), que para mí es el máximo candidato a ser el campeón del mundo. Es un equipo con calidad y mucha experiencia, incluso más que los Estados Unidos. En cambio Argentina está en un proceso de acomodamiento de una generación a otra, con jugadores nuevos a este nivel y nunca nos caracterizamos por ser buenos en los amistosos; el argentino necesita cierta presión y un margen cero porque el fuerte está en el carácter, la concentración, la unión, el juego colectivo y eso te lo da la situación límite de la competencia; yo sigo teniendo fe y el martes voy a ir a Sevilla como un hincha más. Hay que tener paciencia, sabiendo que estamos en una etapa de cambios con algunas ausencias como las de Delfino y Ginóbili, que para mí es el mejor jugador del mundo FIBA, también falta Juan Gutiérrez. Va a haber que bajar un poco las expectativas en cuanto al resultado final y observar el crecimiento de algunos jugadores como Campazzo, D’Elia y que Argentina mantenga una línea de juego que mantiene hace muchos años. Meternos en cuartos sería todo un éxito.

-¿Tu futuro está en Europa?

-Seguramente tengo en carpeta a Europa, pero los que no me tienen en carpeta son ellos a mí. Estuve cerca de firmar con Sevilla, pero no se dio por algunas diferencias contractuales. Por el momento me interesa, pero yo tengo 50 años y no sé cuánto tiempo más pueda estar con la valija a medio abrir porque yo tengo otra vida además del básquet. Hay momentos para irse y otros para volver; yo todavía estoy dispuesto a irme y el lugar, claramente, es Europa porque no tenemos las puertas de la NBA abiertas todavía. Así que estoy esperando a ver si a un loco se le ocurre convocar a un argentino.

*Dialogo en vivo en el programa Radiodeportes Escobar, por FM Líder 98.9 Mhz,  lunes 25/08/2014.-

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *