ÚLTIMO MOMENTO

Sportivo B cerró la serie en un vibrante duelo ante Arenal

Sportivo B cerró la serie en un vibrante duelo ante Arenal
07 Ago
2:32

Ingeniero Maschwitz fue la sede del partido de vuelta de la serie de cuartos de final de la Zona “B” de la Asociación de Basquet Zárate – Campana, entre el local, Deportivo Arenal (7) y Sportivo Escobar “B” (2). El primer bueno fue para los escobarenses que venían decididos a cerrar la serie y pasar a las semis, en tanto que el arenero también estaba decidido a nivelar las cosas. Tras cuatro cuartos, el juego finalizó igualado en 55 y en el suplementario fueron los albicelestes los que se impusieron 65 – 66 en el último segundo, gracias a dos libres de Matías Basso.

Los dirigidos por Ingiullo sabían que de local tenían la oportunidad de revertir la serie, estaban concentrados y sabían lo que tenían que hacer y como incomodar a Sportivo B; en tanto que los dirigidos por Bruckner estaban confiados por estar arriba en la serie y sabían también lo que tenían que hacer. El público realmente le dio un marco especial a una noche especial con un final de película y no apto para cardiacos; los alientos de un lado y del otro no se hicieron esperar, a lo largo de todo el juego los albicelestes aplaudieron y alentaron; en tanto que los areneros con la hinchada “la 22”, compuesta por Preinfantiles e Infantiles no dieron tregua en todo el cotejo gritando y alentando a los suyos.

IMG_20150806_205011115El partido arrancó con dos conjuntos erráticos y con dos estilos claros. Sportivo apostaba a la velocidad en sus ataques y a un buen movimiento de balón; en tanto que Arenal buscó posesiones largas y un juego fuerte en la zona pintada adjudicando varios rebotes. Es por ello que en dos minutos de juego, las cosas prácticamente no se movían y el tablero reflejaba un 2 – 2.  Hasta que comenzó el duelo de bombarderos, Horacio Ruiz y Gabriel Fernández anotaron triple tras triple para alejar al arenero, pero la respuesta del albiceleste no se hizo esperar: Basso e Insaurralde se sumaron a la fiesta y acercaron a su equipo 13 – 10 y así cerraron un primer cuarto sumamente atractivo en cuanto a lo anímico y a la garra de ambos equipos.

Tras una pequeña charla los gladiadores de un lado y del otro saltaron al terreno de juego a buscar desnivelar las acciones. Fernández salió afilado en esta etapa porque anotó tres triples importantes a los tantos aportados por Mignone y Sorrentino; sumado a esto los rebotes eran capturados por Ávalos u Ortiz, lo que le permitia a los dirigidos por Ingiullo atacar más tranquilos. La lucha encarnizada en la zona pintada que presenciaba también Scheffer, Mazzonelli e Insaurralde era tal que el contacto era reiterado y cada pelota era de vida o muerte. Es por eso que Fernando Bruckner decidió que ingresara Agustín Machado. El Cadete no tuvo mejor idea que abrir el juego con tres bombas impresionantes que entraron a toda red le dio un dolor de cabeza al equipo local. Cuando sonó la chicharra el tablero reflejaba un 30 – 35 a favor de Arenal, pero que seguía siendo el reflejo de un juego que se jugaba con el corazón.

Tras el descanso, Arenal salió despierto, certero y aguerrido que supo plasmar todas las ideas de juego en la cancha y dominó ampliamente a Sportivo que no pudo entrar nunca en juego. Rebotes todos para los areneros, segundos tiros para los locales y las ráfagas de tantos también fueron para los dirigidos por Ingiullo. El parcial lapidario fue de 15 – 6, Ortiz, Fernández, Navarro dieron esperanza a todo el público presente y complicaron a Bruckner y  compañía que no podían hacer pie, tiempo muerto tras tiempo muerto y el resultado seguía siendo lo mismo: Arenal dominaba en todos los aspectos. Recién en el último minutos Ojeda y Verde anotaron dos puntos para detener el parcial de 15 – 2. El resultado de este tercer asalto fue de 45 – 31 y daba la impresión de que el tercer juego iba a ser posible.

Los últimos diez minutos se jugaron con el corazón. Arenal estaba decidido a ganar y jugando con la diferencia estiró las posesiones, pero se olvidó en varias de ellas de atacar o de convertirlas en puntos; por otro lado, Sportivo quería cerrar la serie y remontar la diferencia de 14 tantos parecía posible, sobre todo cuando Machado volvió a clavar una bomba, lo siguió Insaurralde y luego Basso. El aporte en ofensiva de estos dos últimos jugadores fue determinante para que cuando restaba un minuto por jugar la diferencia sea de tan solo 53 – 52.

IMG_20150806_205036645El nerviosismo se apoderó de ambos conjuntos, la tribuna estaba en éxtasis alentando por uno y otro, los técnicos, eufóricos, pedían a sus jugadores tranquilizarse. El primero en golpear fue el local que con un doble de Fernández se puso 55 – 52; quedando segundos Machado vuelve a la carga, recibe la pelota, lanza el triple anota y saca la falta (55 – 55); lanza y falla; Ávalos baja el rebote, Ingiullo pide tiempo muerto y a falta de tres segundos planifica el ataque para cerrar las cosas; Sportivo sabía que era vital una defensa asfixiante y lo hizo, tanto fue así que el lanzamiento que ejecutó Fernández no fue cómodo y por ello falló. Con el 55 – 55 fue momento de ir a un tiempo suplementario.

En el adicional, Arenal perdió a una de sus piezas claves, el base Navarro, pero su ausencia fue suplantada por la garra y el corazón. Sportivo no se quedó atrás y compensó la falta de precisión por una defensa asfixiante en toda la cancha. Beltran clavó un bombazo de tres para que Arenal saque una diferencia de 65 – 62 a falta de 40 segundos por jugar. Los corazones latían al máximo, los alientos se hacían escuchar para ambos jugadores. En el albiceleste, nuevamente Machado apareció con una bandeja y puso las cosas 65 – 64. Momento de que ataque Arenal, los segundos corrían y los dirigidos por Bruckner estaban decididos a defender el ataque de los areneros a falta de 30 segundos.

Los locales fueron, movieron la pelota de acá para allá y allí Unrein tomó la pelota en la zona pintada, con un buen movimiento se sacó al defensor de encima y quedó solo; ejecutó la bandeja y no entró por milímetros; situación que le dio vida al albiceleste. Restaban cinco segundos por jugar, Basso toma la americana, entra en la zona pintada y al penetrar lo cortan con falta (el tablero indicaba que restaba dos segundos). Matías toma la responsabilidad, con mucha tranquilidad lanza el primer libre y anota, con el 65 – 65 se sacó el primer peso de encima. Toma el segundo tiro y allí le clava el puñal al elenco local que se vio abajo 65 – 66. Intentó en la última un lanzamiento de atrás de mitad de cancha, pero no lo logró y allí se terminó la ilusión arenera.

Para Sportivo Escobar “B” significó el cierre de la serie 2 – 0, estar presente en las semifinales ante Campana Boat Club y dejar atrás a un rival que lo complicó y mucho. En tanto que para Deportivo Arenal fue el cierre del torneo en donde fueron de menor a mayor y recibieron el mejor de las satisfacciones que puede tener un deportista, que es caer con la frente en alto y retirarse con los aplausos ininterrumpidos de su público reconociendo el esfuerzo y esmero que han puesto en esta serie.

Síntesis

 Deportivo Arenal (65): M. Ávalos (5), G. Fernández (20), C. Navarro (5), A. Ortiz (11) y H. Ruiz (10) FI; C. Sorrentino (4), J. Lamas, A. Truppel, G. Pena, P. Beltran (4) y M. Mignone (6). DT: Gustavo Ingiullo.

Sportivo Escobar (66): M. Basso (11), A. Gallardo (10), R. Insaurralde (11), F. Mazzonelli y N. Scheffer (6) FI; P. Boegnik, F. Verde (2), M. Villata (2), JP. Ojeda (4), F. Basso, A. Fontana y A. Machado (20). DT: Fernando Bruckner.

Parciales: 13 – 10, 30 – 25, 45 – 31, 55 – 55; TS: 65 – 66.

Jueces: Imosi – De la Peña

 Tras el partido dialogamos con Matias Basso

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *