ÚLTIMO MOMENTO

Vilos y Legaria corrieron el exigente Enduro de Tucumán

Mariano Vilos y Carlos Legaria competieron en el Enduro Tras Montaña de Tucumán, en la que lamentablemente, por un problema en la moto de Mariano, no pudieron finalizar la carrera. De todas maneras Radio Deportes Escobar tomó contacto con ambos para que cuenten cómo fue la prueba.

Mariano, ¿Cómo vivieron la experiencia?

Fue muy linda. Arrancamos viajando el viernes, llegamos a la noche, y ya el sábado salí con Carlos y los tres amigos que nos acompañaron para hacer la asistencia y conocer un poco el terreno. Ese mismo sábado concurrimos al parque cerrado, donde había más de 700 motos. Esperamos nuestro turno para largar, estuvimos como dos horas porque había más o menos 400 metros de cola de motos largando cada 30 segundos. Con Carlitos tuvimos para charlar un rato hasta que nos largaron.

Carlos, ¿en ese tiempo de espera hay nervios, adrenalina, cómo se vive y de que se habló? 

Tratamos de planificar la carrera y en el medio de la largada te vas haciendo amigo de los que están a tu alrededor. Nos tocó largar cerca de unos mendocinos y otros tucumanos.  Para ellos es raro que haya gente de Buenos Aires corriendo en un Enduro porque no tenemos muchos lugares donde practicarlo, y si bien le metemos mucho entrenamiento en Otamendi y lugares donde nos queda a mano ir a practicar, no es lo mismo que correr en los lugares donde ellos los tienen habitualmente para practicar. En ese momento los nervios siempre están, tratamos de tranquilizarnos y hacer nuestra carrera, que el objetivo era llegar, en esta ocasión no pudimos pero estamos con pilas para el año que viene. Es una carrera muy importante y que cada vez nos gusta más.

Mariano, ¿vos cómo te preparaste para esta competencia?

En realidad nos entrenamos los dos más o menos parejito. Un poco de gimnasio, correr, Carlitos por su parte hizo mucha bicicleta, y yo más que nada corrí en cinta y otro poco en la calle. Todo esto complementado con gimnasio y en las últimas semanas hicimos la prueba de Pilates, que sirvió mucho para el tema de la elongación. Nos encontramos con que físicamente estábamos mucho mejor que el año pasado, estamos hablando de una carrera de cinco horas y media, el físico es una de las cosas más importantes.

Carlos, ¿cómo fue en sí la competencia?

La competencia, y como sucede habitualmente en esa carrera, es dura porque te hacen andar por caminos muy difíciles. Por suerte este año pudimos cruzar un lugar que denominan el Taikai, que es un suelo muy raro para nosotros porque es como tierra hecha talco, y así tuvimos que transitar unos 10 kilómetros. Este año lo pudimos pasar bien pero los defectos del mecánico después nos jugaron una mala pasada. Primero se rompió mi moto, después la de Mariano y no teníamos el repuesto que necesitábamos y lamentablemente tuvimos que abandonar pero mientras tanto veníamos haciendo una buena carrera. Habíamos largado en el puesto 37 y veníamos sextos, estábamos bien por todo lo que comentó Mariano en que este año hicimos mucho hincapié en la resistencia física.

¿Que fue concretamente lo que se rompió en la moto?    

Lo primero que nos pasó fue que se nos cortó la cadena de la moto de Carlitos. Te imaginas que las motos ahí tiene una exigencia terrible, entre las piedras, tierra, barro, agua, de golpe andas empujando la moto por un zanjón que va enterrada la rueda y la fuerza mecánica que hace es terrible y se nos cortó un seguro de unión. Por suerte lo pudimos arreglar entre los dos en 20 minutos. Seguimos la carrera y después de pasar el primer puesto de control se me metió una piedra entre el piñón y la cadena y se volvió a cortar. Una cosa increíble que a los dos nos haya pasado lo mismo. Nos faltó uno de los repuestos para poder unirla y llegó un momento en el que tuvimos que abandonar porque pasaba el tiempo. Tuvimos una odisea para salir de donde había quedado mi moto, me sacó Carlos a remolque con la moto de él. Esto nos sirve de experiencia para el año que viene, que creo que vamos a ir con más ganas de cumplir el objetivo por todo esto que no pasó.

¿Ya se piensa en la próxima temporada o se piensa de acá a fin de año?  

Ahora en noviembre estaba programada una carrera de Enduro Andina en Entre Ríos, pero no tenemos nada confirmado. Siempre es bueno tener carreras en el medio para entrenar. En diciembre hay una fecha en Mendoza, que tengo muchas ganas de ir y vamos a ver si podemos combinar con Mariano. En Marzo ya del año que viene quiero ir a correr la vuelta a Tierra del Fuego, que por suerte tengo unos primos allá que me pueden hacer de apoyo y la idea es ir a correr allá una carrera bastante importante también de Enduro. Ese es el programa para los meses que vienen.

¿Eso ya está confirmado? 

No, hay una carrera en noviembre del NEA pero la verdad que ese campeonato viene medio complicado y pusieron la fecha pero no tienen lugar, entonces está ahí un poco tomado de los pelos, no hay seguridad. La que sí creo que es segura es la de Mendoza en el Nihuil el 8 de diciembre, que Carlos seguro va a ir porque esa carrera la va a hacer en dupla con el hermano y yo la verdad que estoy viendo. Me gustaría ir pero vamos a ver si consigo algún compañero que me quiera acompañar.

Compartí la emoción

Notas relacionadas

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *