25 Abr
11:41

Arenal no pudo ante Náutico Zárate

Se disputó la cuarta fecha del Torneo Apertura de la Asociación de Básquet Zárate – Campana, entre Deportivo Arenal y Náutico Zárate. El encuentro fue parejo durante gran parte del desarrollo, pero sobre el final el arenero se quedó sin combustible e ideas y allí el ancla logró sacarle una diferencia que le permitió quedarse con la victoria por 76 – 88.

El comienzo del partido los dos mostraron sus armas, Náutico apostaba a la rotación de la americana y a buscar el espacio para lanzar y anotar; del otro lado, Arenal buscaba el desequilibrio que podía generar Rasio y las intervenciones en la zona pintada de Laguzzi y Amaya. Para la visita en el aspecto ofensivo, Tarrie y Ostmida fueron importantes en el primer cuarto, en tanto que en el arenero, Rasio se adueñó de la americana y lanzó constantemente para ir sumando tanto a tanto; además, hubo un buen trabajo de Amaya a la hora de penetrar y marcar. El juego fue rápido y atractivo y se fue con un 23 – 23, que demostraba que podía estar para cualquiera el pleito.

El segundo cuarto, Arenal jugó más en equipo, pero no lograba entrar en defensa, siempre disperso y con un retroceso que por momentos generaba muchos espacios, le permitió a Náutico poder sacar una pequeña luz de cara al entretiempo (42 – 46). En el desarrollo, Maurente, Amaya y Gazzano fueron los que consiguieron sumar en gran medida para los locales, mientras que Laguzzi no ligaba a la hora de tirar, en parte por faltas que le cometían (no sancionadas) y en parte por lo errático que estaba; en el ancla, Ramírez y Cracco pasaron a ser determinantes en cada ofensiva, lo que hizo que el parcial se lo esté quedando el equipo de Zárate por 16 – 23, pero sobre la chicharra llegó un triple impresionante desde mitad de cancha de Maurente, que puso el 19-23 y las cosas 42-46 para dejar en claro las intenciones del dueño de casa.

Tras la charla técnica de los dos entrenadores, las acciones volvieron a ser parejas. Náutico apostó al recambio, movió el banco y fue manteniendo las energías en el terreno de juego; mientras que Arenal buscó mover más la americana y descargar a la zona pintada para el interno o el jugador que entrara en velocidad. Aquí tuvo un gran momento Dellagiustina y Rasio, quienes se conectaron y comenzaron a hacer estragos cada vez que tomaban la pelota; la respuesta de Náutico llegó por intermedio de Cracco y Tarrie, lo que hizo que el parcial termine siendo de 19-19, lo que se traducía en un 61 – 65.

El cierre del pleito, lo tuvo mucho mejor de energías a Náutico, que comenzó a encontrar los espacios ante un arenero cansado física y mentalmente, producto de fallas en la ofensiva y de faltas no sancionadas que hicieron que los ánimos no sean los mejores; del otro lado, la tranquilidad y la movilidad comenzaron a aparecer y allí el Cadete, Merchant más el buen trabajo de Repetto y dos triples finales de Cracco y Borrelli, terminaron por ponerle fin a la remontada del arenero que se venía generando por Laguzzi, Gazzano y Rasio. De esta forma el parcial final fue de 15-23 y el resultado de 76 – 88 decretó que los puntos quedaron para los zarateños.

Síntesis

Deportivo Arenal (76): L. Carluccio (2), M. Maurente (13), F. Rasio (23), E. Amaya (9) y B. Laguzzi (10) FI; M. Dellagiustina (11), T. Martínez (2), A. Truppel, A. Gazzano (6), O. Bolotti, E. Jambrina y S. Funes. DT: Hugo Turilli.

Náutico Zárate (88): T. Ostmida (10), S. Cracco (23), G. Tarrie (12), F. Díaz y N. Guerci (8) FI; F. Miglino (5), E. Repetto (7), G. Borrelli (10), H. Merchant (6) e I. Ramírez (7). DT: S. Gaspé.

Parciales: 23 – 23, 42 – 46 (19-23), 61 – 65 (19-19) y 76 – 88 (15-23)

Árbitros: Blanco – Cesio

CAIDE no pudo ante el puntero, Raver

Independiente de Escobar cayó ante Ingeniero Raver por 63 – 77 y este resultado le permitió a la visita ser uno de los punteros de la zona “B” junto con Peñarol de Pilar. El duelo tuvo una primera mitad muy ajustada, en donde no hubo grandes diferencias, producto de la intensidad que proponía el verdinegro ante la jerarquía de Raver. Es por ello que se fueron al descanso con un 26 – 27.

Pero en el complemento, Raver se destapó y con los hermanos Ramos Chávez encendidos, consiguieron anotar ocho triples para sentenciar la historia y comenzar a manejar los hilos del encuentro. Sobre el final el bombardeo siguió hasta dejar sin posibilidad alguna a Independiente, que vio como se le escapó el partido 63 – 77, pero dejó en claro que le pueden jugar de igual a igual a cualquier equipo y que no se acobardan ante nadie.

Compartí la emoción

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *