Arenal y un mal presente

Por la séptima fecha de la Asociación de Básquet Zárate – Campana, Deportivo Arenal recibió a Campana Boat Club, en lo que fue un duelo de necesitados. El cotejo se lo llevó la visita 79 – 84. El partido tuvo ráfagas para ambos conjuntos, donde marcaron sendos parciales de 6 – 0. Además, el conjunto de Ingeniero Maschwitz se lo ve golpeado anímicamente, varios de sus jugadores se sienten impotentes ante esta situación; con todo esto, Gustavo Ingiullio se prepara para jugar el clásico ante Sportivo Escobar el próximo lunes.

El cotejo comenzó con un Campana Boat Club más certero en sus lanzamientos, supo aprovechar las penetraciones internas para marcar una gran cantidad de puntos en bandeja; por su parte, Arenal intentaba descontar, pero se le hacia cuesta arriba ante una defensa muy bien plantada (6 – 12). Luego de esto, la visita siguió lastimando con disparos desde la línea de tres, las contras eran letales y así se iban alejando cada vez más. Los dirigidos por Ingiullio, manejaban la pelota de izquierda a derecha, pero no encontraban el espacio para lanzar con comodidad y por ello no podía revertir el resultado. Estos primeros 10 minutos, finalizaron 14 – 26 a favor de los de Campana.

El segundo cuarto, se vio la mejor producción de Arenal, fue esa marea roja que el entrenador local quiere en cada uno de los partidos. De arranque, lograron un parcial de 9 – 0, José Fernández y Facundo Dimónaco fueron los encargados de lanzar desde la línea de tres y comenzar a descontar la diferencia. En 5 minutos, los visitantes solamente encestaron 2 puntos, mientras que el local marcó 15 y pasó al frente 29 – 28, obligando a que el técnico visitante pida tiempo muerto. En esta etapa, los jugadores de Arenal dominaron todos los rebotes y sus contraataques eran certeros.

Cuando terminó este tiempo muerto, la visita de arremetida logró un parcial de 6 – 0 para pasar al frente 29 – 34. El ritmo seguía siendo de ida y vuelta y por ello esta primera mitad finalizó con un 36 iguales.

El tercer cuarto volvió a tener como protagonista a Facundo Dimónaco, que aprovechó cada uno de los lanzamientos que dispuso y por eso, Deportivo Arenal pasó al frente 52 – 47. Pero aquí los locales ingresaron en una nebulosa y las distracciones que cometieron las pagaron muy caro, ya que cometieron 4 errores seguidos que la visita aprovechó para anotar un parcial de 0 – 6 y adelantarse nuevamente en el cotejo y cerrar este cuarto 54 – 57.

Las chances aun estaban y ese clima era el que se vivía en el estadio de Deportivo Arenal, el público que se acercó alentaba a los locales para que ganen el cotejo y se puedan sacar la espina que partido a partido va entrando cada vez más y no genera buen clima entre los jugadores.

Los últimos diez minutos, estaba claro que iban a ser claves. Los de Campana Boat Club salieron con una actitud avasallante y bombardearon de tres al equipo de Ingiullio, dejándolos sin reacción y anímicamente destruidos, porque cuando miraban el tanteador, este reflejaba un 62 – 74. El técnico local intentó por todos los medios para dar vuelta el resultado, realizó sendos cambios, que, de a poco le dieron resultado y restando 1 minuto por jugar se ubicaron a tres puntos (77 – 80). Luego los areneros tomaron malas decisiones y por ello Campana Boat Club se terminó llevando el partido 79 – 84.

Compartí la emoción

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *